Aunque la llaman "la guerra del streaming", deberían llamarla "la batalla de la concentración". La noticia indica que la Unión Europea aceptó arbitrar en la demanda que la compañia sueca Spotify interpuso ante Apple por abuso de posición dominante. Básicamente, denunció que Apple aplica una tasa del 30% a las compras que se realizan desde su plataforma on line. Es decir, le cobra a Spotify, por cada usuario que se suscribe desde Apple Store, una tasa del 30% de la transacción. Esto sucede en un campo en el que Apple compite con Spotify con su servicio de streaming musical Apple Music. Daniel Ek, CEO de la empresa sueca, dice en su demanda que la tasa que les cobra Apple es abusiva y los llevaría a subir el precio de la suscripción premium al servicio de manera artificial. "No nos lo podemos permitir", asegura y da a entender que Apple lo hace para que los usuarios de sus productos -recuérdese que Apple es una plataforma "cerrada"- opten como servicio musical on line por Apple Music.

Hay que ver el caso desde otra óptica. Los productos de Apple tienen mil millones de usuarios en todo el mundo, aunque lo que cuenta más en este caso es el de usuarios de dispositivos móviles (especialmente IPhone). Para ponerlo en perspectiva, el IPhone 6 es aún el segundo teléfono más vendido de la historia, con 220 millones de unidades, detrás del histórico Nokia 1100 (250 millones). Al ser una plataforma cerrada, esos usuarios no pueden adquirir aplicaciones y software en general si no es a través de la tienda on line de la compañía. Y allí pueden optar por varios servicios, entre ellos Apple Music y Spotify. Pero la tasa que aplican a Spotify obligaría a los suecos a subir el precio y a los usuarios, a optar por la alternativa más económica. Es decir: Apple haría uso y abuso de su estándar, anulando la posible competencia. Al mismo tiempo, Spotify es la plataforma de música on line más popular y prácticamente el estándar para ese sector, lo que también genera una distorsión en el mercado. Su billetera le permite obtener lo más preciado para cualquier compañía de entretenimiento: exclusividad y variedad (fogoneada, claro, por la exclusividad).

Dicho de otro modo: el "reparto" del estándar en streaming musical que intentaría Apple sería quedarse con lo usuarios de sus propios dispositivos y que Spotify tenga a los usuarios de Android (el sistema operativo estándar en la mayoría de las marcas de smartphones). Lo que ha sucedido es que quienes lanzaron la tecnología y los sistemas se han quedado con ellos e invirtieron -a pérdida- para crecer, impidiendo al mismo tiempo el surgimiento de otros players. Y ahora los gigantes colisionan entre ellos para llevar la concentración a un nivel aún mayor, casi monopólico. La demanda de Spotify implica un round importante en esa pelea, y puede darles a los suecos una posibilidad dorada para volverse aún más dominantes en una guerra donde solo hay villanos.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos