Hace tres días, Internet sufrió una revolución cuando cinco minutos -aparentemente- de Avengers-Endgame, la película que espera toda la industria cinematográfica y que, se cree, va a batir récords en taquilla en todo el mundo, aparecieron en Internet. Eso más fotos, algunos gif a partir de imágenes del film, etcétera. Todo tiene además un subtitulado en caracteres árabes y se ve que está filmado en un cine. Aparentemente, la decisión de hacer algunas avant premieres en territorios alejados de los EE.UU. podrían haber sido la causa de estos “goteos”.

Ni Disney, ni los hermanos Russo -realizadores de la película- confirmaron que el material pertenezca en realidad a la película. Desgraciadamente, parecen adelantar elementos clave.De todos modos, la gran pregunta para la industria consiste en saber si por esos cinco minutos es posible que se arruinen las posibilidades económicas del filme en la taquilla.

Pero de acuerdo con lo que informa Variety, es difícil. Fandango, el sitio número uno en venta de entradas en los Estados Unidos (y en gran parte del mundo) anunció que en la primera semana vendió cinco veces más tickets para Endgame que para Infinity War, la película anterior de la saga (que es el cuarto filme en la historia en cruzar la barrera de los u$ 2000 millones de recaudación global en salas).

Atom, competidora de Fandango, asegura que la venta anticipada de la película es mayor que la suma de las de Aquaman, Episodio VIII, Infinity War y Capitana Marvel juntas. Para la industria, el lanzamiento del próximo 27 de abril -será el 25 en la Argentina- debería rondar en el primer fin de semana un punto entre los u$s200 y u$s260 millones. Pero estas estimaciones, si se toma como síntoma la venta anticipada, son bastante conservadoras. Lo que implica que la fuga de material - que motivó una carta de Anthony y Joe Russo, los realizadores, pidiendo a los fans que no “spoileen” el filme- no parece afectar el recorrido en salas.