Una película de superhéroes que también es experimental
Spiderman: Un nuevo universo se llevó merecidamente el Oscar al mejor largo animado. Es una película sobre el Hombre Araña, claro, y sobre muchas de sus posibles encarnaciones. Pero es también -y esto es lo que seguramente se premió- un alarde de experimentación formal y narrativa que utiliza muchas técnicas diferentes, acepta y multiplica la “contaminación” de la historieta y nunca, pero nunca, deja de ser una película de aventuras bien filmada, con humor y pensada para el placer visual. De lo mejor que dio Hollywood en los últimos años, supera todo género y abre caminos. El sábado a las 22 por HBO Plus.

Hasta el último hombre
Mel Gibson puede ser lo que ustedes quieran, pero sabe narrar una historia (sí, esto lo dicen en South Park, pero suscribimos ampliamente). Aquí cuenta un caso real: el de un joven muy religioso que decide ir a la Segunda Guerra Mundial para salvar vidas sin tomar un arma ni disparar, un verdadero objetor de conciencia. Lo tratan muy mal al principio, pero finalmente termina -en la segunda terrible, perfecta mitad del filme- rescatando a los suyos en un combate de los más sangrientos que dio el cine. La película es genial y Andrew Garfield, el protagonista, para aplaudir. Mel sabe. El viernes a las 22 por Cinemax.

Duelo en el Atlántico
Y ya que estamos con la Segunda Guerra, esta película, habitué hace décadas de la televisión dominguera, cuenta el duelo entre un barco estadounidense y un submarino alemán en plena conflagración. La política y la guerra en sí quedan totalmente de lado, y la película se transforma en un combate de inteligencias entre los dos capitanes. Además de que todo es puro suspenso e ingenio, este filme incluye en su reparto, como protagonista, al señor Robert Mitchum, que le agrega tres o cuatro puntos a toda película (millenials y centennials, acá tienen algo a descubrir). Jueves, 21, FoxClassics.

El avaro
Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana llamada “esos años entre los setenta y los ochenta” fue muy popular un cómico francés llamado Louis de Funès. Que no solo era un cómico popular importantísimo y taquillero, sino además un gran actor. Aquí es el protagonista de una versión de Molière que tuvo muy poca salida comercial fuera de Francia (de hecho, aquí no se vio o casi, mientras que otros de sus títulos como El gendarme en Saint-Tropez o La pata o la pechuga se veían cada semana) y es muy buena. Otro nombre a descubrir, mañana a las 23 por Eurochannel.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos