La película que cambió la forma de filmar ciencia ficción

Aunque el lector no lo crea, Blade Runner fue un estruendoso fracaso comercial en 1982, cuando en las carteleras triunfaba E.T. La adaptación de la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Phillip K. Dick era algo raro: una película de ciencia ficción y un policial negro realizados estrictamente para adultos, y protagonizada por una estrella de películas familiares (entonces Harrison Ford era Han Solo e Indiana Jones). Sin embargo, el filme de Ridley Scott cambió la manera de pensar el futuro y de pensar en él. Una película notable, “rearmada” por los productores y de una belleza única. El sábado a las 23 por TCM.

Carrie

Obra maestra total de Brian DePalma y aún hoy una de las mejores adaptaciones de Stephen King al cine. Hay una chica (Sissy Spacek) reprimida por su madre ultra religiosa (Piper Laurie) y que descubre dos cosas al mismo tiempo: que empieza a menstruar y que tiene poderes telekinéticos. Todo este melodrama mezclado con sátira, donde sobrevuela el fantasma del bullyng (diríamos hoy), es además una reflexión sobre el fanatismo y sobre la componente irracional que, vaya paradoja, nos hace humanos. El final es de esos que dejan boqueando al espectador. Ya no se filman películas así, desgraciadamente. Viernes, 23,30, FoxClassics.

Caja negra

Hoy todos conocemos a Luis Ortega por lo que ha hecho en televisión (la serie Historia de un clan, por ejemplo) y por El Ángel. Pero es uno de los realizadores más originales y personales que dio el cine argentino en la última década y media. Su opera prima, Caja Negra, breve y perfecta, cuenta la relación de un tipo extraño y marginal, una especie de monstruo bueno, con una hija con la que reconstruye una relación. Pero el clima extraño, casi de cuento de hadas, con pura observación, con momentos de rara ternura, están por encima de la anécdota. Película única, el jueves a las 22 por Cine.Ar.

El insoportable

Segundo largometraje de Ben Stiller como director, El insoportable cuenta la historia de un pobre tipo (Matthew Broderick) perseguido por un solitario instalador de cable (Jim Carrey totalmente desatado) capaz de cualquier cosa, literalmente, para conseguir un amigo. Fábula sobre la alienación cuya moraleja podría ser “nada es gratis”, comedia desaforada que causa no poca molestia, es al mismo tiempo de esas películas extrañas, al margen de todo, que se transforman en un objeto de culto. Pocos filmes más molestos, de paso. Va mañana a las 21 por la señal de clásicos TCM.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos