En la página de al lado (o en nuestra guía del fin de semana si está accediendo a la versión on line de esta nota) hablamos de Golpe al Corazón, o Corazonada, o One from the Heart, película mitológica por ser el fracaso épico de Francis Ford Coppola que terminó con la posibilidad del realizador de hacer la suya en Hollywood. Hasta entonces, Coppola había hecho la pequeña seguidilla de El Padrino, El Padrino II, La conversación y Apocalypse Now, y aunque todo el mundo creía que la última iba a ser un fracaso (la producción es casi una larga tragedia), fue un éxito. Corazonada, que es un musical ambientado en Las Vegas donde una pareja se separa y vive aventuras durante una noche, y esa Las Vegas está totalmente recreada en estudio (bajo techo, ni más ni menos), fue menos complicada de hacer pero carísima y no hizo un centavo: en la Argentina se estrenó una década después porque se la quedaron los bancos. Coppola la tuvo difícil desde entonces aunque, en los 80, metió aún más películas geniales que en los 70. Pero es un fracaso enorme y de eso queremos hablar: los grandes fracasos del cine que, en realidad, no lo merecían.

Hay muchos títulos clásicos que uno no creería que fueron fracasos totales. La adorable revoltosa, de Howard Hawks o, créase o no, ¡Qué bello es vivir!, la película inevitable de la Navidad, dirigida por Frank Capra. Pero más difícil es que alguien crea que El mago de Oz, el musical legendario con Judy Garland, fue un fracaso. La cosa era así: la MGM notó que, tras el éxito de Blancanieves, había un público para los cuentos infantiles. Y razonaron así: si vieron Blancanieves en "dibujitos", con más razón verían un cuento narrado con actores, bien realista. Le encargaron la dirección a Victor Fleming y no escatimaron en gastos. Erraron en una pequeña cosa: la gente acepta cualquier fantasía dibujada, pero monos voladores con dientes son mucho menos "cuento de hadas" que "cuento de horror". La película fue un desastre comercial que casi hunde al estudio. Se salvó porque un productor independiente asociado a la Fox pidió prestados a la Metro, a cambio de los derechos de distribución de su proyecto en el extranjero, a un actor y un director. El director era justamente Fleming; el actor, Clark Gable; el productor, David O. Selznick y el proyecto, Lo que el viento se llevó. Que todo el mundo creía que iba a ser un fracaso.

Pero la Fox, un cuarto de siglo más tarde, tuvo lo suyo. Primero iba a hacer Cleopatra como una adaptación de Antonio y Cleopatra de Shakespeare, con presupuesto Clase B, y con el protagónico de la inglesa Joan Collins. Pero le interesó a Elizabeth Taylor y pidió el papel. La dirigía Rouben Mamoulian. Pero en las primerasdos semanas de producción, a un costo de u$ 7 de entonces (multipliquen por 50), solo había diez minutos filmados. Inutilizables. Llega el director de La malvada Joseph L. Manckiewicz, un genio que analizaba el poder, la manipulación, la puesta en escena de ese poder y, sobre todo, la mirada femenina. Ideal entonces para Cleopatra. La producción, para abaratar, se mudó de Inglaterra a Italia. La Taylor se enfermó a punto de morirse y tenía unos seguros siderales. Se enamoró en pleno rodaje de Richard Burton. Hubo huelgas, también. En síntesis: Cleopatra es una de las películas más vistas de la historia pero nunca cubrió su costo. De hecho, la Fox logró salir de la difícil situación en que la dejó la película recién 14 años después, en 1977, cuando otro filme que se fue de presupuesto se convirtió en uno de los más vistos de la historia, Star Wars. Sí, también todo el mundo creía que sería un fracaso.

Pero el fracaso más épico -en todo sentido, incluso literal- de la historia del cine es el de Michael Cimino. Había arrasado en los Oscar en 1979 con su segundo largo, El francotirador. Y decidió hacer un western que hablara de la inmigración a los EE.UU., del poder de los ganaderos en el Oeste en camino de conquistarse, de la corrupción política y de varias cosas más con enormes tomas y planos secuencia, con música, batallas (la historia de fondo, de ganaderos usando al Ejército para masacrar inmigrantes, se parece un poco a la de La Patagonia Rebelde), erotismo, paisajes, actuaciones intensas, y todo etcétera que se le ocurra al lector. La película se llama Heaven's Gate, terminó costando u$ 40 millones (hoy serían 1500) y recaudando menos de uno. Hundió para siempre a la United Artists, a Cimino (que nunca más pudo filmar como quiso) y la idea del director como "genio" en Hollywood. Eso sí, el corte original (a la semana le sacaron una hora a las casi cuatro que duraba) es una absoluta obra maestra, una película de una fuerza visual que casi ninguna ha logrado luego incluso usando imágenes realizadas (más baratas) por computadora. A lo sumo Titanic (otra que apostaban que iba a hundirse, cuek) tiene ese grado de ambición.

Por último, una de las películas favoritas de este redactor. Calles de Fuego, de Walter Hill, es una "fábula de rock'n'roll", como reza el cartel que abre este filme con Diane Lane como "la chica" y Willem Dafoe como "el malo". Tiene una banda de sonido épica que adelanta el soft-metal que haría furor en esos años 80, heroico, múltiple y fantasioso; una historia ambientada en un pueblito estadounidense del futuro cuyo estilo mezcla los 50 y los 60, inauguró la estética de neón de los 80 (esto es serio) y narra un viaje heroico y la pelea de un puñado de héroes contra una banda de malvados motociclistas. Es pura diversión, pura estilización, y pura felicidad, pero nadie la entendió, la crítica la destrozó (sin motivos) y, con el tiempo, se volvió una obra realmente de culto que hasta tuvo una (pésima, sin Walter HIll) secuela. Con el tiempo, quién sabe, su mito permita que tenga tantos espectadores como hubiera merecido.

Más notas de

Leonardo Desposito

Dos películas para disfrutar en el hogar

Dos películas para disfrutar en el hogar

Los cines de los EE.UU. en una crisis sin fondo

Los cines de los EE.UU. en una crisis sin fondo

El futuro del erotismo y el futuro del cine

Cine y erotismo del futuro

China autorizó el estreno en salas del tanque de Disney Mulan, aunque sin fecha

Mulan, lista para salir en los cines de China

Alien, El Padrino y más, en casa

Alien, El Padrino y más, en casa

El Festival de Locarno se lanza al negocio on line

El Festival de Locarno se lanza al negocio on line

Cómo disfrutar en casa del fin de semana

Arte, música, cine y teatro para disfrutar en casa

Plataformas: dónde y cómo ver películas en la Argentina

Plataformas: dónde y cómo ver cine y series

Hater y Casa propia, estrenos en el hogar

Hater y Casa propia, estrenos en el hogar

Disney, con problemas: Mulan no llegará a los cines de los EE.UU.

Disney, con problemas: Mulan no llegará a los cines de los EE.UU.