La película más vista de la historia, una de las más premiadas de Hollywood, la primera en darle un Oscar a una intérprete negra, quedará fuera de la base fílmica de la plataforma HBO Max, próxima a lanzarse, por su "racismo". El filme en cuestión es, lo habrá adivinado el lector, nada menos que Lo que el viento se llevó, enorme melodrama épico de 1939 dirigido por Victor Fleming y protagonizado por Clak Gable y Vivien Leigh. Como consecuencia de las multitudinarias manifestaciones tras la muerte a manos de un policía de George Floyd, los responsables de Warner-AT&T, dueños de HBO Max, decidieron quitarla. Aunque hubo bastantes reacciones de parte de los cinéfilos y críticos que gritaron "censura" y, por eso, la empresa dice que solo estará fuera "temporalmente" y volverá a incluirse con una pertinente discusión de su contenido racista y descripción de su época de producción.

Lo que el viento se llevó
Vivien Leigh y Hattie McDaniel, la primera afroamericana en ganar el Oscar

Lo que el viento de llevó narra la historia de una caprichosa heredera del Sur de los Estados Unidos antes, durante y después de la Guerra de Secesión, y está basada en la única novela que escribió la periodista Margaret Mitchell. En los EE.UU. recaudó el equivalente a casi u$ 4000 millones de hoy. Si tenemos en cuenta que las dos películas "más vistas", Avengers Endgame y Avatar, recaudaron en todo el mundo menos de u$ 3000 millones, es fácil ver cuál ha sido el impacto del clásico de Fleming. Hay cientos de ensayos sobre cómo se produjo, llenos de historias (desde que la protagonista no estaba definida al principio del rodaje hasta que el guionista Ben Hetch reescribió todo el script en un día). Pero lo importante es que, curiosamente, es un filme absolutamente crítico de lo "yankee", del Norte vencedor y del sistema pragmático-capitalista y a favor de un universo más "tradicional" (representado por el derrotado Sur), esa "civilización que se llevó el viento" de la que habla el prólogo.

Por lo tanto sí, muestra esclavistas amables, negros agradecidos por ser oprimidos, blancos del norte saqueadores e incluso se alude al Ku Klux Klan de modo positivo aunque sin nombrarlo. Sin embargo, el filme es muchas otras cosas, y un hito cinematográfico mayor tanto estético como temático. Por cierto que es discutible, pero censurarlo equivale a juzgar con categorías de hoy el pasado. Las voces en contra de la medida parecen haber tenido efecto y a la película -aunque esto habrá que verlo- no se la llevará el viento.  

Más notas de

Leonardo Desposito

Duro de Matar: el bien y el mal, en lo alto y a los tiros

Bruce "John McClaine" Willis en Duro de Matar, esa genialidad

Concierto de Muse en Stageverse: un nuevo rumbo para la música

Muse en su concierto para VR

La venganza de Mamá Natura: desastres y monstruos en el cine

El fin de los tiempos, apocalipsis vegetal

Clint Eastwood vs. Marvel: contras de estrenar en cines y SVOD

Cry Macho, una decepción para Clint Eastwood

Netflix triunfa en los Emmy: el nuevo mapa del audiovisual

El equipo de Gambito de Dama con sus premios

Anya Taylor-Joy: cuatro películas para descubrir a una estrella

Anya Taylor-Joy en La Bruja

Lo que el viento se llevó, una fábula "antiyanqui"

Lo que el viento se llevó, el filme más visto de la historia

Joyas de cine restauradas, teatro en femenino y Los Decadentes

Los Auténticos Decadentes llenan Obras

Pequeña muestra del gigante Clint Eastwood en HBO Max

Kevin Costner y Clint Eastwood en el rodaje de Un mundo perfecto

Roblox y Twenty One Pilots: más eventos de música y videogames

Twenty One Pilots graba su concierto para Roblox