Mientras las plataformas de SVOD se van acomodando en un mercado al mismo tiempo altamente competitivo y altamente concentrado, la idea de adaptar el negocio a las viejas formas de la televisión -léase bancado por publicidad- también crecen. La última novedad consiste en que HBO Max, cuyo lanzamiento en la Argentina está previsto para el próximo 29 de junio, tendrá ahora al menos en los EE.UU. una versión "con publicidad" más barata que el abono full. En aquel mercado, la plataforma cuesta 15 dólares al mes; la versión con publicidad costará 10 dólares, todavía por encima de la media de servicios similares.

Precisiones: hay dos modelos en los EE.UU., algunos también accesibles desde nuestro país. O bien se paga un fee mensual alto por todas las prestaciones, o bien los contenidos se financian con la inclusión de publicidad on line. Este es el modelo estándar, hoy, en YouTube, por ejemplo; en los EE.UU. existen sistemas bancados exclusivamente por publicidad y otros que tienen un modo híbrido. Hulu, que pertenece a Disney, tiene ambas variantes: puede contratarse sin publicidad o con ella.

Warner, dueña de HBO Max, asegura que la publicidad no va a exceder los cuatro minutos por cada hora de visionado. Pero no sucede solo eso: varias de las prestaciones del abono "full" no estarán disponibles: no se podrá descargar contenido para visionado posterior; no se incluye el estreno simultáneo en la plataforma de contenidos con salida en el cine; y la calidad de video queda en 1080, sin acceso a 4K Full HD, como sí con el abono normal. En todo lo demás, la biblioteca de contenidos es la misma.

Según informa Variety, el margen de ganancia del abono con "propaganda" un tercio más barato es, para la firma, el mismo. Incluso así, está dentro de los más altos del mercado estadounidense. Por contraste, en América Latina HBO Max tendrá un abono promedio de tres dólares: la política en este caso es la de instalarse rápidamente en un mercado que ya tiene competidores de peso y donde solo una cuarta parte de la población accede a plataformas de SVOD.

En última instancia, lo más importante de la noticia es que algo del viejo sistema de financiación televisiva ha de volver, dada la altísima competencia y la necesidad creciente de generar contenidos y sostener la infraestructura necesaria para que se sostenga -especialmente para que crezca- la demanda. 

Más notas de

Leonardo Desposito

Videojuegos XXX en los albores de la era digital

Sex Olympics: aquellos juegos eróticos de los 80

Por (y para qué) ver clásicos del cine y dónde encontrarlos

El Ciudadano, puertta de entrada al cine moderno

Apuestas multimillonarias: cuánto gastarán las plataformas en 2021

Los SVOD se afianzan como centro del panorama audiovisual

Hollywood reconfigura el viejo negocio del cine

El Conjuro 3, éxito relativo en salas estadounidenses

El legado de Júpiter, cancelado: un fracaso de Netflix

El legado de Júpiter, fracaso de Netflix

Arma Mortal: la serie que marcó a fuego la comedia de acción

Danny Glover y Mel Gibson, la pareja máxima de los 80 en Arma Mortal

Cine , teatro argentino y clásicos de los 80 para disfrutar en casa

Cine , teatro argentino y clásicos de los 80 para disfrutar en casa

Milo Manara: de la historieta al cine erótico

Le Déclic, Manara y el erotismo de los ochenta

HBO Max apuesta por un modelo con publicidad

HBO Max, plataforma en busca de ampliar alternativas

Hollywood y China, una relación en crisis para la taquilla

Rápidos y furiosos 9, el primer gran tanque post pandemia