Quizás haya quien se alegre porque Hollywood está en problemas. Pero lo que pasa "allá" influye en todo el negocio audiovisual global desde hace, por lo menos, tres décadas y media. 2021 implicaba que "volvían a arrancar" las películas grandes con presupuestos de alrededor de u$ 200 millones. Pero no: la vacunación es lenta -incluso con una gran logística- y el 65% de los cines de ese país está cerrado. Ergo, los grandes estudios deciden volver a posponer estrenos. Lo que implica a su vez que no se lanzan en ninguna parte del mundo (para evitar la mala publicidad en el caso de que las películas no satisfagan al público y, sobre todo, la piratería). Y eso lleva, como consecuencia, a que los cines no abran allí donde podrían: no tienen qué ofrecer a sus espectadores.

Todo el calendario de estrenos de 2021 ya se había trastocado y el último "ajuste" se dio en octubre. Películas como Sin tiempo para morir (el último filme de James Bond), Viuda Negra (el "Marvel" de rigor), el filme animado de Disney Raya y el último dragón (que iría en salas y en Disney+ simultáneamente pero con pago extra, como sucedió con Mulan fuera de nuestro país) y otros deberán readaptarse. Algunos tienen alternativa por la vía digital (los de Disney y, por ahora, toda la serie de tanques de Warner, en la muy criticada política de simultaneidad en salas más HBO Max, el SVOD de la firma). Otros (los de Universal, los de Paramount), no, y solo les queda crear una ventana digital, vender sus películas a plataformas como Netflix o esperar.

El problema es que es imposible amortizar u$ 200 millones, hoy, solo con plataformas. Netflix compra una película "con todo", y maneja todas las ventanas. Debería, pues, pagar al menos un precio similar al costo de prducción. Y no es posible. Salvo que en febrero haya un corte muy abrupto en la cantidad de infectados, de contagios y de fallecimientos, lo más probable es que el primer semestre de 2021 sea también de postergaciones y lanzamientos a medias.

Es decir: el cine no tiene fecha de regreso. Aunque haya salas abiertas y se presenten películas de presupuesto medio o bajo (o muchas que tenían estrenos casi aplazados, pero que ahora no se pierde nada en lanzar), no alcanza para darle sangre al sistema de la exhibición global. En la Argentina, todo lo que hay respecto de la reapertura (aunque en algunas provincias ya hay cines, como en Córdoba) son rumores. Pero incluso si se concretara pronto tal reapertura, en poco tiempo faltarían películas.

Más notas de

Leonardo Desposito

Netflix y los Oscar: diez películas favoritas para pelear los premios

Las 10 favoritas de Netflix para los Oscar de 2021

Terror y cine francés: dos clásicos imperdibles para ver en casa

Terror y cine francés: dos clásicos imperdibles para ver en casa

Música, teatro, encuentros: salidas perfectas para el fin de semana

Música, teatro, encuentros: salidas perfectas para el fin de semana

Hentai Sex School: animación y parodia XXX

Hentai Sex School es una sátira de las series y filmes sobre el High School americano mezclado con la parodia sexual

Enorme: la maternidad y la pareja, desde el humor salvaje

Enorme: la maternidad y la pareja, desde el humor salvaje

Zona de Riesgo: otra de acción "a reglamento" en la grilla de Netflix

Zona de Riesgo: otra de acción "a reglamento" en la grilla de Netflix

Netflix batió récord de suscripciones en 2020 gracias a la pandemia

Netflix, el gran ganador de 2020 gracias a la pandemia

Los cinco mejores presidentes de los EE.UU. que nos dio Hollywood

Los cinco mejores presidentes de los EE.UU. que nos dio Hollywood

Caen las acciones de Spotify por su apuesta a los podcasts

El podcast no tiene el peso que sigue teniendo la música

Liam Neeson, héroe de la taquilla estadounidense

Liam Neeson, el héroe de acción maduro que gana en la taquilla post pandemia