A fuerza de reediciones y rescates, el saxofonista francés Barney Wilen está dejando de ser un músico de culto sólo abordado por conocedores. El sello Elemental Music lo hizo, al lanzar álbumes en formato de lujo y shows que nunca se habían publicado.

Esta semana le tocó el turno al disco French Ballads, que Wilen grabó con un pianista exquisito, Michel Graillier, el contrabajista Riccardo Del Fra y el baterista Sangoma Everett. El disco fue registrado originalmente en Francia en junio de 1987 y la nueva edición incluye tomas alternativas y un completo booklet con varios ensayos, entre ellos dos de Ashley Kahn y Philippe Vincent.

Standards, melodías asociadas con películas y desde luego ampliamente conocidas suenan en esta grabación con una dosis de libertad que evidencia la madurez de este gran músico que fue elegido en su momento por Miles Davis y Thelonious Monk para compartir escena y sesiones.

La banda sonora de la película Ascensor para el Cadalso fue la que abrió a Wilen las puertas de la pantalla grande del jazz. Su director, Louis Malle, fue convencido por un allegado y contrató a Miles Davis para sonorizar este hipnótico film noir francés en el que se lució la actriz Jeanne Moreau. Era 1957, Miles estaba en París y aceptó el encargo porque se habían suspendido unos conciertos programados. Kenny Clarke, que vivía en Francia, sería el baterista. Y la banda se completó con músicos locales: Barney Wilen en saxo tenor, René Urtreger en piano y Pierre Michelot en contrabajo. El quinteto improvisó durante horas sobre las imágenes que proyectó Louis Malle y el resultado fue una banda de sonido extraordinaria.

Barney Wilen quedó marcado por ese episodio y muchos músicos norteamericanos que giraron por Europa lo buscaron para sus shows. Así participó de un concierto con el grupo de Monk y grabó con Art Blakey, Mal Waldron, Kenny Dorham y Duke Jordan, entre otros.

El sello Elemental Music, que dirigen Zev Feldman y Jordi Soley, viene desarrollando un gran trabajo de investigación sobre música inédita de grandes artistas como Wilen. En 2019 lanzó Live in Tokyo 91, registrado en el Keystone Korner de esa ciudad y luego una grabación de Wilen en dúo con el pianista Alain Jean Marie de 1993. Para una de las recientes ediciones del Black Friday puso en bateas otro disco de Wilen acompañado por el pianista catalán Tete Montoliu, Riccardo del Fra y Aaron Scott. Y pocos meses atrás se editó una caja de gran lujo con el clásico La Note Bleue, en el que participaron el pianista Alain Jean Marie y el guitarrista Philippe Petit.

Toda música inédita que recupera a un artista imprescindible para el jazz.

Más notas de

Eduardo De Simone

Jazz: discos notables en la escena global

Bill Charlap vuelve al ruedo con Street of Dreams, sofisticado álbum editado por Blue Note

Renace el Festival de Jazz porteño con aire nuevo

Renace el Festival de Jazz porteño con aire nuevo

Jazz: más discos argentinos en el cierre del año

El disco Mutable, álbum del dúo Gustavo Musso y Esteban Sehinkman.

Jazz: baladas francesas de un saxofonista de culto

Jazz: baladas francesas de un saxofonista de culto

Grandes discos de jazz en la escena global

El sello HighNote editó Live in Paris

Discos argentinos que siguen girando

Discos argentinos que siguen girando

Aires de jazz en un festival de Piazzolla

Habrá seis conciertos que recorrerán buena parte del repertorio piazzolleano:

Panorama necesario del nuevo jazz local

Panorama necesario del nuevo jazz local

Más discos argentinos copan la escena

El devenir del río, un colectivo de mujeres que tiene como base la improvisación

Vuelve a grabar el supergrupo The Cookers

El supergrupo estuvo en Buenos Aires en el Festival de Jazz