La novedad más importante en el campo del entretenimiento digital en las primeras semanas de 2020 es el lanzamiento definitivo de la plataforma Quibi, creada por el ex CEO de DreamWorks Animation Jeffrey Katzenberg, uno de los ejecutivos más innovadores del campo. La plataforma es el primer SVOD dedicado exclusivamente a contenido breve y para ser visto, de modo primario, en dispositivos móviles, lo que va perfectamente de la mano con el crecimiento del uso de celulares y tablets para acceder a contenidos audiovisuales. La tendencia ya era visible en 2016, cuando en una conferencia en Las Vegas Katzenberg mencionó su intención de dedicarse, tras la venta de DreamWorks a Comcast, a un desarrollo de ese tipo. Durante estos años, ha logrado que la mayoría de los grandes jugadores estadounidenses de la industria invirtieran en el desarrollo y también comenzaran a generar contenidos. La fecha de lanzamiento prevista se sitúa a principios de abril próximo y pretende subir a su grilla, en el primer año, 175 series, con un ingreso diario de tres horas de contenido exclusivo.

Una de las novedades de Quibi es que está exclusivamente diseñada para celulares, lo que implica que algunos de los contenidos incorporarán características de estos dispositivos. Un ejemplo es la serie de suspenso Wireless, que podrá verse de dos modos diferentes. Si el usuario la ve de manera horizontal, será como en el cine o en la televisión tradicional; si coloca el teléfono de modo vertical, verá los acontecimientos desde el punto de vista del celular del protagonista. Esta interactividad es clave para varios de los desarrollos que dispondrá la plataforma. En la conferencia de lanzamiento de la campaña de marketing la semana pasada, Katzenberg justificó la idea de recorrer el camino de dedicarse al contenido breve en el crecimiento de estos en plataformas como Instagram. En los últimos dos años, explicó, el tiempo de acceso a contenido breve pasó de cuarenta a ochenta minutos en promedio. Las generaciones más nuevas, devotas de YouTube -la principal fuente de acceso a la música y al video en todo el mundo-, prefieren lo breve a lo extenso.

Quibi intergará toda clase de contenidos: ficciones, animación, programas dedicados al deporte o a la actualidad, etcétera. Toda la producción está tercerizada (Quibi no generará, pues, sus propios contenidos) y la oferta de lanzamiento tiene dos posibilidades. La versión con publicidad -es decir, clips previos a los contenidos- tendrá un costo de u$ 4,99 al mes, mientras que la versión sin publicidad costará u$ 7,99. Al mismo tiempo, Katzenberg anunció que ya ha vendido todo su catálogo publicitario para 2020 por una suma cercana a los u$ 150 millones. El desarrollo de 5G será capital y es el punto central de la apuesta de la plataforma.