La cantautora estadounidense Joan Baez, musa del folk y de la canción de protesta comprometida en los primeros años de la década del 60, confirmó que este año abandonará los escenarios. "Me retiraré de las giras este año. Se acabó eso de subir al autobús y pasar seis semanas cantando todas las noches, hora y media de pie. Llegué a la conclusión de que sesenta años de eso ya eran suficientes", dijo Báez en una entrevista al diario El País de España.

Por este motivo, quien alguna vez fuera pareja y musa de Bob Dylan realizará un último recorrido por Estados Unidos y Europa, en donde presentará su último disco Whistle down the wind, en donde mantiene vivo su activismo pacificista con la que se dio a conocer en los 60. "No me interesan las canciones protesta. Quiero canciones que muestren las tragedias del mundo pero, llegados a este punto, la belleza debe imponerse. Debe haber musicalidad, buenos instrumentistas, para lograr una belleza pura, eso es lo más importante. Y estas canciones son muy hermosas", explicó respecto a su nuevo trabajo.

Joan Báez fue una de las estrellas más importantes de la canción de protesta en la década del 60, junto a su compañero de entonces Bob Dylan, y su figura cobró una gran notoriedad mundial al ser parte del famoso Memorial de Washington, en 1963, ocasión en la que el activista negro Martin Luther King pronunció su discurso más famoso.

Más allá de la importancia de la cantante como figura comprometida, representa una de las mejores voces de su generación, y su música absorbió influencias universales para crear un estilo único y pluricultural. A los 77 años y tras haber publicado treinta álbumes con temas propios, seguirá con su trabajo en estudios.