Hay un récord en los Oscar: Metro-Goldwin-Mayer tuvo cinco películas nominadas en la categoría principal en 1937 (y se llevó el premio por El gran Ziegfield, cuando no tenían vergüenza de premiar musicales). Ese récord cumplirá 85 años en 2021 (las películas eran de 1936) y puede que sea quebrado. No por otro estudio cinematográfico -no al menos uno "tradicional"- sino ni más ni menos que por Netflix. Después de todo, pandemia mediante, vivimos en los tiempos de las excepciones.

Variety dedica su nota principal a ese pronóstico. Apuesta a que serán nominadas con seguridad El juicio de los 7 de Chicago, de Aaron Sorkin, y Mank, de David Fincher. Y agrega otros títulos importantes que tuvieron peso en el año: Pienso en el final, de Charlie Kauffman (aunque es quizás demasiado experimental); Da 5 Bloods, de Spike Lee (aunque tuvo críticas mezcladas); Ma Rainey's Black Botton (último filme protagonizado por Chadwick Boseman, de quien se espera sea el segundo actor, después de Peter Finch, en llevarse el Oscar a la categoría de interpretación principal de modo póstumo); la comedia The Prom, con -no falta- Meryl Streep; The Midnight Sky, de George Clooney, y Pieces of a Woman, de Vanessa Kirby.

Es simple: casi no hubo grandes estrenos en salas y casi todo sucedió en las plataformas. Eso implica que por ahí estarán las películas que puedan, en abril del próximo año, tener alguna chance de llevarse premios. No solo en la categoría principal, que es esquiva para Netflix a pesar de haber competido con Roma en 2019 y El Irlandés en 2020 (más Los dos Papas, sin ir más lejos), sino en otras como la de Mejor filme animado ( Netflix estrenó Bob Esponja y Más allá de la Luna, por ejemplo; Disney+ lo hará con Soul, la última película de Pixar).  En última instancia, solo algún ejemplo de lo que se vio en festivales habrá tenido difusión masiva en salas. Seguramente Tenet, de Christopher Nolan, esté en el grupo, que por último año será de hasta diez filmes (pueden ser menos; a partir de 2022 serán 10 sí o sí).

Hay otra cuestión: si se supone que el estreno navideño de Mujer Maravilla 1984 empuja al público a las salas, lo primero que habrá en los meses hasta el Oscar -las nominaciones se conocerán en febrero- serán tanques, el material que los estudios necesitan estrenar para amortizar las enormes pérdidas de 2020. La Academia no tendrá más remedio que mirar el panorama digital y hogareño, pues, en busca de películas para su ceremonia. Iba a pasar, pero, como dice el nuevo dicho y lugar común, la pandemia aceleró los tiempos.

Más notas de

Leonardo Desposito

Terror y cine francés: dos clásicos imperdibles para ver en casa

Terror y cine francés: dos clásicos imperdibles para ver en casa

Música, teatro, encuentros: salidas perfectas para el fin de semana

Música, teatro, encuentros: salidas perfectas para el fin de semana

Hentai Sex School: animación y parodia XXX

Hentai Sex School es una sátira de las series y filmes sobre el High School americano mezclado con la parodia sexual

Enorme: la maternidad y la pareja, desde el humor salvaje

Enorme: la maternidad y la pareja, desde el humor salvaje

Zona de Riesgo: otra de acción "a reglamento" en la grilla de Netflix

Zona de Riesgo: otra de acción "a reglamento" en la grilla de Netflix

Netflix batió récord de suscripciones en 2020 gracias a la pandemia

Netflix, el gran ganador de 2020 gracias a la pandemia

Los cinco mejores presidentes de los EE.UU. que nos dio Hollywood

Los cinco mejores presidentes de los EE.UU. que nos dio Hollywood

Caen las acciones de Spotify por su apuesta a los podcasts

El podcast no tiene el peso que sigue teniendo la música

Liam Neeson, héroe de la taquilla estadounidense

Liam Neeson, el héroe de acción maduro que gana en la taquilla post pandemia

Cuatro grandes películas "escondidas" on demand

Cuatro grandes películas "escondidas" on demand