Desde hace tiempo venimos hablando del ocaso de la televisión de aire, de cómo las audiencias caen constantemente salvo cuando se trata de eventos que sólo pueden disfrutarse en vivo, como ciertos programas o, especialmente, los deportes. Todo el negocio, en todo el mundo, está buscando maneras de reconvertirse. La cadena estadounidense NBC anunció que emitirá en vivo unas cincuenta horas de contenido en realidad virtual (VR por su sigla en inglés) de los Juegos Olímpicos de invierno que se desarrollarán en febrero en Corea del Sur. Serán solamente para suscriptores pagos, lo que implica un negocio nuevo.

No es la primera vez que hay material deportivo en VR, pero sí la primera en que este material podrá ser visto en vivo. Con un delay de un día, se espera que las horas de programación para este formato sean más, incluyendo videos en 360º de deportes no cubiertos el día previo a la emisión. En total, la cadena transmitirá en vivo unas 1.800 horas de eventos.

Lo que importa aquí es que la "carnada" del VR implica que el espectador deba acceder a ellos mediante la suscripción a algún servicio de televisión paga partner de NBC, que se transforma así en productora de contenidos para ese sector. Es decir, la transformación del "aire" en SVOD sin por eso dejar de ser "aire". En gran medida, se trata de un experimento tanto técnico como comercial.

Las audiencias de televisión, como se dijo, caen en todo el mundo. La mayor parte de los espectadores acceden a cada vez más contenido de video, pero no a través del televisor sino mediante computadoras y dispositivos móviles (el VR, de hecho, es más que nada un tipo de contenido que requiere el celular). Lo hacen también o de manera gratuita o pagando por el servicio, no por la publicidad (la publicidad y la interrupción para las "propagandas" han sido, siempre, uno de los grandes problemas de la TV de aire, sólo que hasta hace poco no tenía alternativas). Lo que hace que los anunciantes caigan y que la venta de segundos de emisión ya no sea un negocio verdaderamente redituable. En consecuencia, hay que encontrar nuevas maneras de conseguir dinero dentro de cómo el espectador/usuario ha cambiado la experiencia de la televisión.

Esta novedad se da al mismo tiempo en que la firma de tecnología Intel -la más importante creadora de procesadores- informa que abrirá una enorme usina en Los Ángeles para producir contenido en VR y con realidad aumentada de modo masivo para las empresas de contenidos. Estamos, pues, en un momento en el cual el negocio comienza a encontrar, aún de modo relativamente experimental, el camino para salir del modelo publicitario.

Más notas de

Leonardo Desposito

Eric Rohmer o la clave para no aburrirse con el cine francés

Eric Rohmer o la clave para no aburrirse con el cine francés

El juego del calamar, la serie más exitosa en la historia de Netflix

El juego del calamar, la serie más exitosa en la historia de Netflix

Películas de culto para trasnochar en casa

ROCKY HORROR SHOW

Los Globos de Oro no tienen quién los televise (pero se hacen igual)

Los Globos de Oro no tienen quién los televise (pero se hacen igual)

Cuatro películas que explican el talento de las Wachowski

Cuatro películas que explican el talento de las Wachowski

La mayoría de los filmes más vistos del año son chinos

La mayoría de los filmes más vistos del año son chinos

Río Bravo: lecciones morales en pocas palabras

Ricky Nelson, John Wayne y Dean Martin en Río Bravo

Cine y ciencia ficción: matrimonio perfecto en Star+

Cine y ciencia ficción: matrimonio perfecto en Star+

Las salas de cine empiezan a recuperarse con superhéroes

Las salas de cine empiezan a recuperarse con superhéroes

Cuatro películas con número en el título (imperdibles) en HBO Max

Cuatro películas con número en el título (imperdibles) en HBO Max