Una obra maestra del policial en pleno Buenos Aires
■ Nueve Reinas fue una sorpresa. Fue la ópera prima de Fabián Bielinsky, prematuramente fallecido luego de la genial El Aura. Y fue un éxito. Más allá de la historia de los dos estafadores (Ricardo Darín y Gastón Pauls en los papeles de sus vidas), más allá de la intrincada estafa mayor, la manera como Bielinsky retrata una Buenos Aires llena de peligros, de malandras, de ladrones, de artistas de la mentira es también una gran forma de comentar nuestra realidad. Filmada con la precisión del mejor Hollywood clásico, sigue siendo una obra maestra. Si no la vio, descúbrala el sábado a las 22, por TCM. O vuélvala a ver.

Pasajeros
■ Este filme fue un fracaso comercial inmerecido. Chris Pratt y Jennifer Lawrence son las dos únicas personas despiertas en un viaje intergaláctico de más de cien años, y con eso, sus confl ictos y el peligro del espacio se construye una aventura perfecta que no aburre jamás. Hay algo polémico en una de las decisiones morales de uno de los protagonistas que merece discutirse, lo que le da al fi lme otra profundidad. El romanticismo clásico de la película, nunca edulcorado, y las dos actuaciones centrales son realmente muy buenas. Va el viernes, a las 22, por HBO 2.

Logan
■ Entre las películas de superhéroes, las de Wolverine-Logan-Hugh Jackman son un caso aparte, todas verdaderos westerns modernos. Logan, el fi nal de la historia del personaje, no sólo es de lo mejor que dio la pantalla en el año que se va (en general y géneros aparte) sino uno de esos westerns emotivos que, parece, ya nadie quiere hacer. El trabajo de Jackman y el de Patrick Stewart como un Xavier más allá de la cordura, son realmente impresionantes. Y el fi nal en un bosque con muchos niños mutantes -entre ellos la heredera de Logan, con garras de adamantium y todo- es épico a la antigua. Va el jueves, a las 22, por Fox Premium.

Rogue One
■ Bueno, dado que esta semana se estrena la nueva de Star Wars, no está mal ver este spin-off que narra cómo se consiguieron los planos de la Estrella de la Muerte, material clave en la primera (que es la cuarta, sepa disculpar) película de la serie. No es perfecta, por cierto, pero la última media hora tiene un aliento épico más allá de los efectos especiales que recuerda al mejor cine de aventuras. Y no, Diego Luna no está tan mal en esta película (ni Felicity Jones tan bien, digamos todo). Va mañana, a las 22, por HBO.