Comencemos por lo obvio: El irlandés es la mejor película de Martin Scorsese desde -probablemente- La edad de la inocencia. También es una especie de reelaboración de su última verdadera obra maestra, Buenos Muchachos, exactos treinta años más tarde. Aquí la historia de un matón que termina como gran sindicalista sin por eso evitar matar gente por encargo, siempre siguiendo un conjunto de reglas y leyes primitivas pero inflexibles, permite pensar que la civilización, o aquel espejismo que denominamos como tal, es en realidad un tinglado detrás del cual aún se ejerce el poder de modo imperial y medieval. Scorsese está más sosegado, menos vertiginoso aunque no por ello menos suntuoso. La clave: Joe Pesci, lejos del matón histérico de Buenos..., aquí un señor que ejerce el poder absoluto desde la calma absoluta. Pesci es, transparente, el Scorsese de hoy.

Título original: The Irishman, EE.UU., 2019
Duración: 209’
Dirección: Martin Scorsese
Intérpretes: Robert De Niro, Joe Pesci, Al Pacino, Anna Paquin, Ray Romano
Calificación: Apta para mayores de 16 años