Los premios Emmy, los más importantes de la industria televisiva global, fueron entregados el domingo en una ceremonia extraña dadas las restricciones impuestas por la pandemia. Ganadores que recibían vía Zoom, videos, y un Jimmy Kimmel como maestro de ceremonias muy a la altura de las circunstancias. Todos saben ya que HBO logró 34 estatuillas y fue la gran ganadora de la noche, con triunfo importante para su miniserie Watchmen -primera adaptación de un comic en lograr la aclamación de once premios, incluyendo ser la mejor serie limitada del año. Hubo premios también para Succession, You know this much is true, Euphoria y Last Week Tonight, todos de la firma. Y Netflix se llevó 27 premios. La sorpresa fue el triunfo de Schitt's Creek, una serie de la casi desconocida señal Pop TV, que arrasó todos los premios de comedia. Pero la noticia no son los ganadores, tampoco la ceremonia. La noticia es el ocaso final del broadcasting tradicional.

En efecto: ninguna de las señales de aire logró un premio de los que se entregan en el programa televisado. Todo fue para el cable y para las plataformas. Y si bien Netflix quedó detrás, es importante tener en cuenta que Schitt's Creek tuvo más audiencia gracias a ser integrada luego de su estreno a la grilla del OTT. Hay que sumar además los premios de Ms. America, de Fox, de The Mandalorian, de Disney+; y de The Morning Show, de Apple. En total, los premios televisados fueron 20 para el cable y 3 para el streaming. Nada para el aire.

Es decir: hay un nuevo mapa y un nuevo modelo de negocios. Podría aducirse que, en cierto sentido, HBO sigue formando parte de un modelo tradicional. Es a medias: HBO tiene fuera de los EE.UU. HBO Go, que es streaming. Y lanzó HBO Max hace poco meses, que compite directamente con Netflix y Disney+. Es decir: forma parte en gran medida del nuevo ecosistema OTT. Y no es una tendencia que deba tomarse a la ligera: más tarde o más temprano, el modelo de contenidos vía web va a ser el dominante. Ya lo es para las ficciones. Lo que todos los analistas predicen es que la TV tradicional, el broadcasting que se conoce desde que la ex caja boba se instaló en los hogares masivamente a partir de los años cincuenta, será el hogar de realitys, noticias y, especialmente, deportes. Aunque también en este último campo hay un avance enorme del streaming. 

Hay que sumar que, en los Emmy "creativos" (los técnicos, que se entregaron un día antes) HBO y Netflix consiguieron un empate de 19 premios cada uno. Están a la cabeza de todo, y no poco tiene que ver el gasto en producción. Al respecto, durante el programa Disney+ emitió el primer avance de su serie WandaVision, donde dos personajes de los filmes Marvel (interpretados tanto en la pantalla grande como en esta serie por Elizabeth Olsen y Paul Bettany) viven una historia que ha de relacionarse con las películas. La reacción fue instantánea en todo el mundo. Lo interesante es que cada episodio de esa serie limitada (serán 10 episodios) cuesta alrededor de u$ 25 millones, lo que pone el presupuesto total a la misma altura que un blockbuster cinematográfico. Todo indica que estamos ante el inicio de una nueva era: aquella en la que el streaming es el sistema dominante para todo el entretenimiento audiovisual. La pandemia -este es un nuevo lugar común, es cierto, pero no deja de ser verdad- aceleró todos estos procesos. Y los votos del Emmy parecen confirmarlo.

Más notas de

Leonardo Desposito

Política y romance en dos buenas películas

Política y romance en dos buenas películas

Netflix no llega a su meta de suscriptores en el tercer trimestre de 2020

Netflix no llega a su meta de suscriptores en el tercer trimestre de 2020

Una película sobre el sexo, la imaginación y el video

Zara Whites, morocha, de ojos verdes y aparentemente aburrida

El mayor exhibidor mundial de cine, cerca de la quiebra

El mayor exhibidor mundial de cine, cerca de la quiebra

China le quita a los EE.UU. la corona del cine

China le quita a los EE.UU. la corona del cine

Cuatro grandes películas para ver en casa

Cuatro grandes películas para ver en casa

Breve historia de los efectos especiales

Breve historia de los efectos especiales

Dentro y fuera de casa: disfrutar el fin de semana

Dentro y fuera de casa: disfrutar el fin de semana

Dos buenas opciones del cine más reciente

Dos buenas opciones del cine más reciente

Más allá de la reestructuración de Disney: la fusión del cine y la TV

Más allá de la reestructuración de Disney: la fusión del cine y la TV