La organización de los premios BAFTA, el simil británico de los Oscar, anunció hoy el aplazamiento de la gala hasta el 11 de abril de 2021, horas después de que la Academia de Hollywood anunciara que la entrega de la estatuilla será el 25 de ese mes.

"Este cambio desde la fecha previamente anunciada del 14 de febrero reconoce el impacto de la pandemia y se adapta a un nuevo período de elección más prolongado. Más detalles sobre la ceremonia se anunciarán a lo largo del año", indicó la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión citado por el sitio estadounidense The Hollywood Reporter.

De esta forma, la industria cinematográfica británica adaptó su calendario al de la estadounidense, manteniendo su entrega de premios dos semanas antes que la de Los Angeles, como sucede en cada temporada. Por lo general, los nominados a ambos premios suelen coincidir, de allí que también exista entre ambas coordinación por cuestiones de prensa y difusión.

Los motivos, más allá de mantener la agenda de los premios, también se debe a la imposibilidad de estrenar películas para las productoras y distribuidoras por el cierre de salas producto de la pandemia del coronavirus.