Y ahora, la crítica de Liga de la Justicia. Aquí hemos hablado con tristeza de los intentos “serios” de Warner Bros. por hacer películas “trascendentes” con Superman o Batman.

Bueno, no es el caso esta vez: lo que hace de esta película una mejora notable respecto de cosas como Escuadrón Suicida consiste en su ligereza, en poner en primer plano la aventura y el juego (en el sentido más amplio del término) entre los personajes.

No importa mucho la excusa (hay una invasión extraterrestre o extradimensional o lo que fuere, y ahí tienen que unirse los supertipos para vencerla), y se nota que el realizador “en las sombras” Joss Whedon (que hizo Los Vengadores y tomó la posta de este fi lme cuando Zack Snyder debió abandonarlo) hizo lo suyo para dotarlo de humor, ligereza y diálogos punzantes.

No pasa nunca nada malo en la película, cuya “oscuridad” es sólo gráfi ca y que tiene más corazón que odios.