El abogado Mario Baudry, actual pareja de Verónica Ojeda, contó detalles de la causa sobre la investigación de la muerte de Diego Maradona en la que representa a "Dieguito" Fernando Maradona Ojeda.

"No nos íbamos a presentarnos en la causa porque Vero está compungida por Dieguito, que disfrutaba mucho de su papá. Cuando Diego estaba tirado en el sillón, el nene se tiraba a su lado, sobre sus piernas, y jugaba a la tablet, o se sentaban al lado de la pileta. El día de la muerte de Maradona yo estaba en el campo, y cuando me llamó Verónica fui a su casa y salió Dieguito corriendo, me llevó de la mano al patio y me dijo: Marito, papá se murió y estoy muy triste. Y Dieguito habla poco. Con Vero intentamos contenerlo y le dijimos que su papá es la estrella más grande en el cielo. Desde ese día, muchas noches llora dormido", dijo Baudry en  Intrusos.

Además, relató cómo vivieron los últimos días de Diego Maradona: "Entendí que la causa iba a estar bien encaminada pero el sábado me llamó un amigo de la facultad, el doctor (Rodolfo) Baqué, abogado de la enfermera que estaba ese día con Maradona, y me pasó con ella. Me contó que Diego se había caído unos días antes, que no podía darle los medicamentos. El lunes de esa semana Dieguito estuvo con el papá y hablaron. Verónica le pidió que se levantara, que se afeitara, que Dieguito quería compartir tiempo con él. Ese día no se levantó pero le dijo que al día siguiente iban a jugar. Tenía 109 de pulsaciones, acostado. Diego murió de un edema de pulmón. El edema (agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca) genera que el corazón funcione mal si no tiene la medicación adecuada. Me pareció una enfermera muy solida. Hablamos una hora".

Sobre la causa, siguió: "También pedí que Verónica fuera a la fiscalía para que le explicaran algunas cosas y así pudiera cerrar un ciclo. A medida que conocí la causa, todo me llamó la atención porque nada era como se decía. Por ejemplo, salió de la clínica Olivos porque firmaron el médico y la psiquiatra, y se iba a una internación domiciliaria. Pero no sucedió eso porque Diego estaba sin ninguno de los equipos y no iba ningún médico tampoco. Todos se tiraban la pelota. Se comprometieron cuatro partes: el doctor Leopoldo Luque, la psiquiatra y las hijas. Diego quería ir a Brandsen pero se quedó en Tigre porque quedaba cerca de la casa de Giannina, pero poca gente lo visitaba. Verónica fue a la clínica Olivos y no la dejaron entrar, se peleó con Jana. En el sanatorio de La Plata me dijeron que no recomendaban operarlo porque no era necesario. Verónica esperó varias horas afuera y cuando se volvió a su casa la llamó Diego preguntando por qué no había ido y ahí se enteró que estuvo y se armó lio. Diego estaba bien y hasta le pidió que le llevara una pizza. Después hubo otra reunión, en la que tampoco quisieron dejarla entrar".

El abogado también contó que a "Dieguito" le cortaron la obra social y las prestaciones" y que por ese realizó "un escrito". "El día del entierro alguien llamó y cortaron el seguro de la camioneta de Verónica, que es de Dieguito. Y cortaron todos los seguros. Ahora lo único importante es saber qué pasó con Diego y que le siga llegando la comida a Dieguito", insistió. 

Por último, recordó al astro: "No era mi amigo pero mi hizo muchos pedidos antes de morir" y afirmó que Diego "no tenía ganas de morir" y que "estaba con la depresión propia que tiene alguien que pasa por un síndrome de abstinencia".