El próximo jueves se estrenarán nueve películas, de las cuales seis son nacionales (de estrenos chicos, por cierto, algunos incluso solo en salas de arte y ensayo). De todos modos, en un momento en el que la cartelera funciona empujada por las películas para la familia -sobre todo animadas- es auspicioso que se lance un tanque que podría mantener las recaudaciones en el buen nivel que tienen hasta ahora en las primeras semanas de 2019. La película que casi seguro va a acaparar el primer puesto de las recaudaciones es La gran aventura Lego 2, que retoma a los personajes del éxito de 2015. Si la ve en idioma original (que sería lo mejor) podrá escuchar las voces de Chris Pratt, Elizabeth Banks y Will Arnett en los roles principales. Seguramente sume bien.

Hay una película relacionada con los Oscar. De hecho, es el filme con más nominaciones al lado de la candidatísima Roma. Se trata de La favorita, del griego Yorgos Lanthimos (Kinodontas, The Lobster), que narra una historia de amistades y poder en la corte británica, protagonizada por tres mujeres. La película está considerada por varias asociaciones internacionales de críticos como de lo mejor lanzado el año pasado.

La tercera película de origen internacional es Escape Room, un filme de terror para público más amplio que el común del género y que cuenta cómo un grupo de personas que no se conocen entre sí deben descubrir cómo salir de una habitación llena de trampas. Como en el caso de Lego, estreno simultáneo con Estados Unidos.

De Argentina hay varios documentales. Atenas, del debutante César González, sobre una mujer que tiene que afrontar el mundo al salir de la cárcel; La nostalgia del centauro, melancólico retrato sobre el final de las tradiciones gauchescas, a cargo de Nicolás Torchinsky; y Ladrillos capitales, sobre la urbanización de la villa Rodrigo Bueno, dirigida por Mateo Kesselman.

A estos filmes se agregan tres ficciones. El tío, de María Eugenia Sueiro, que cuenta cómo un hombre tiene que hacerse cargo de la familia de un hermano que acaba de fallecer; El día que resistía, de Alessia Chiesa, historia de un grupo de niños que debe encarar la supervivencia ante la ausencia de los adultos; y Fiesta Nibiru, comedia en coproducción con Uruguay y dirigida por Manuel Facal, que combina el disparate cómico con el humor negro y la ciencia ficción.