Viene un fin de semana importante para Hollywood y para la tensión creciente entre las salas de cine y las plataformas de streaming. Se estrena globalmente El Escuadrón Suicida, relanzamiento del equipo de super(anti)héroes de DC esta vez bajo la dirección del muy exitoso James Gunn (Guardianes de la Galaxia), realizador de culto. Hay que sumar que el elenco de la película incluye a Margot Robbie e Idris Elba (estrellas) y un personaje con la voz de Sylvester Stallone. Y que el presupuesto es de 180 millones de dólares. En cualquier escenario pre-pandemia, su recaudación de arranque habría estado prevista en los alrededores de los 100 millones de dólares, pero hoy los analistas creen que, en su país de origen, estará entre los 30 y 40 millones. ¿La razón? No solo el nuevo temor por la variante Delta, sino que la película va, también y sin costo adicional, a HBO Max (recordemos: en la Argentina hay una distancia de 35 días entre estreno en salas y salida a esta plataforma).

Veamos qué está pasando con el estreno "simultáneo", pago o no. Tanto Black Widow como Space Jam (Disney y Warner respectivamente) arrancaron muy bien y se desplomaron muy por debajo de lo normal en segunda semana. En el primer caso, la actriz Scarlett Johansson, como productora de la película, inició acciones legales contra Disney por las recaudaciones vía Disney+. En ambos, las protestas de los exhibidores es feroz: aseguran que el estreno simultáneo destruye las posibilidades de sostener la industria de las salas. 

El caso de El Escuadrón..., además, es raro: no tiene competencia y es una película calificada "R", es decir que los menores de 17 años deben concurrir  las salas acompañados de un mayor responsable. Otra vez: en otro paisaje, no habría sido un problema dados los nombres y la inversión implicadas en el filme. Pero el contexto de miedo, aforo restringido (en general a los dos tercios de las salas), menos funciones (porque hay que sanitizar entre una y otra, además de que no suele haber trasnoches) y un 15% de salas fuera de operación todavía en los EE.UU., hace que sea muy complicado asegurar un retorno de la inversión.

Salvo por un dato: HBO Max considera que estos lanzamientos le permitirán sumar abonados a su plataforma. Ese es el número clave, algo que solo puede verse en el mediano plazo, y que además convalidará o no el nuevo sistema de distribución audiovisual. Será un fin de semana interesante.

Más notas de

Leonardo Desposito

Duro de Matar: el bien y el mal, en lo alto y a los tiros

Bruce "John McClaine" Willis en Duro de Matar, esa genialidad

Concierto de Muse en Stageverse: un nuevo rumbo para la música

Muse en su concierto para VR

La venganza de Mamá Natura: desastres y monstruos en el cine

El fin de los tiempos, apocalipsis vegetal

Clint Eastwood vs. Marvel: contras de estrenar en cines y SVOD

Cry Macho, una decepción para Clint Eastwood

Netflix triunfa en los Emmy: el nuevo mapa del audiovisual

El equipo de Gambito de Dama con sus premios

Anya Taylor-Joy: cuatro películas para descubrir a una estrella

Anya Taylor-Joy en La Bruja

Lo que el viento se llevó, una fábula "antiyanqui"

Lo que el viento se llevó, el filme más visto de la historia

Joyas de cine restauradas, teatro en femenino y Los Decadentes

Los Auténticos Decadentes llenan Obras

Pequeña muestra del gigante Clint Eastwood en HBO Max

Kevin Costner y Clint Eastwood en el rodaje de Un mundo perfecto

Roblox y Twenty One Pilots: más eventos de música y videogames

Twenty One Pilots graba su concierto para Roblox