El primer fin de semana del año mostró el "triunfo" en la taquilla, a nivel global, de Mujer Maravilla 1984, que aún no se sabe cuándo (y si) se estrenará en nuestro país. Sumó en los EE.UU. u$ 5,5 millones y lleva en quince días un total global de u$ 118 millones. No se sabe, porque no existe forma de medirlo, cuál fue el impacto de la película en la plataforma HBO Max, el SVOD de AT&T-Warner. El filme es el primero en la estrategia de la firma de estrenar el mismo día en salas y en on demand. Estos números, de todos modos, dejan en claro cuál es el estado del audiovisual y lo que enfenta de aquí en más.

Primer punto: MM 1984 perdió dos tercios de su audiencia entre el primer y el segundo fin de semana. No se puede culpar a la pandemia. Los números son pequeños porque faltan salas abiertas y hay miedo, pero la caída sugiere que la película está por debajo de las expectativas de su público. Una caída "normal" (más o menos la que tuvo el otro tanque de Warner que fue a salas, Tenet) entre estreno y segunda semana roza el 30% como "normal" y un 50% si es un fracaso. Aquí fue el 60%. Cuánto de esto es responsabilidad de la estrategia de lanzamiento conjunto con el digital, aún no se sabe.

Segundo punto: la recaudación global demuestra que será imposible que la película, que costó más de u$ 200 millones, recupere la inversión, incluso si se mantiene con relativo buen público en el mediano plazo. El problema consiste en ver si el sistema "una película para dominarlos a todos (los cines), una película para financiarlo todo" sigue funcionando. Especialmente en un contexto en el que el negocio de la exhibición está al borde del quebranto universal (o casi: China está en los niveles de actividad pre pandemia, incluso tras perder definitivamente el 20% de las pantallas que tenía en 2019),

Tercer punto (y último, por ahora): el género "superhéroes" no es inhundible. Requiere no solamente de efectos especiales y personajes icónicos, además de una buena campaña de marketing, sino una buena película detrás. Las críticas fueron amables (la pandemia y el esfuerzo han "suavizado" mucho a los críticos) pero denotan que el filme queda lejos de lo que fue su antecesor. De todas formas, se confirmó tercera parte. El negocio del cine sigue en crisis y las diferentes estrategias para amortiguar el golpe no funcionan. Todo es esperar la vacuna y que el público venza el miedo; algo que ya no logran ni las superheroínas.

Más notas de

Leonardo Desposito

Netflix, Disney+, Amazon: cuánto cuesta en los EE.UU y en la Argentina "tenerlo todo"

Netflix, Disney+, Amazon: cuánto cuesta "tenerlo todo"

La mayor cadena de cines del mundo logra esquivar la quiebra

Cines a la espera del público

Cuatro películas on demand para disfrutar en familia

Cuatro películas on demand para disfrutar en familia

Netflix y los Oscar: diez películas favoritas para pelear los premios

Netflix se apunta para ganar los Premios Oscar

Terror y cine francés: dos clásicos imperdibles para ver en casa

Terror y cine francés: dos clásicos imperdibles para ver en casa

Música, teatro, encuentros: salidas perfectas para el fin de semana

Música, teatro, encuentros: salidas perfectas para el fin de semana

Hentai Sex School: animación y parodia XXX

Hentai Sex School es una sátira de las series y filmes sobre el High School americano mezclado con la parodia sexual

Enorme: la maternidad y la pareja, desde el humor salvaje

Enorme: la maternidad y la pareja, desde el humor salvaje

Zona de Riesgo: otra de acción "a reglamento" en la grilla de Netflix

Zona de Riesgo: otra de acción "a reglamento" en la grilla de Netflix

Netflix batió récord de suscripciones en 2020 gracias a la pandemia

Netflix, el gran ganador de 2020 gracias a la pandemia