La guerra por el negocio del streaming continúa generando movimientos en un campo cada vez más competitivo. La gran pregunta de las últimas semanas, después de revelar sus resultados -por debajo de lo esperado- del segundo trimestre de 2021, era si Netflix se sumaría a la ola de compras y fusiones que otras empresas han comenzado en los últimos meses para asegurarse contenidos y marcas exclusivas. " Netflix está orgulloso de ser un negocio de un solo producto", dijo Reed Hastings ayer en una conferencia para inversores donde analiza el futuro de la compañía. El comentario es simple: no van a comprar nada.

Netflix está desarrollando marcas propias. En los últimos meses, anunció que incrementará la oferta con videogames -sin costo adicional- en 2022 y abrió una tienda on line con merchandising exclusivo. Pero ambos negocios tiene como fin apuntalar el crecimiento de esas marcas y fidelizar en la experiencia de la firma a los usuarios. La preocupación de los inversores proviene del hecho de que, aunque en números totales Netflix siguió creciendo en suscriptores (claro que de modo más lento que durante 2020, Covid mediante), perdió nada menos que 430.000 abonados en sus dos mercados más grandes: EE.UU. y Canadá.

Entre las muchas cuestiones, Hastings y Ted Sarandos (co-CEOs de la firma) explicaron por qué, en medio de un vendaval de compras, no optaron por tener derechos sobre deportes. "El core-bussiness de Netflix es video on demand sin publicidad; el deporte viene atado a la publicidad, por lo tanto queda fuera de la experiencia que ofrecemos". Hay otro punto, quizás central. Amazon acaba de comprar (aunque aún está pendiente), los estudios MGM, lo que le da acceso a todo James Bond, por ejemplo. Y Warner-AT&T compró Discovery. ¿Por qué Netflix no busca comprar un estudio? Aclaremos: Sony, por ejemplo, no tiene previsto tener su propio SVOD -como casi todos los demás estudios- y es por eso que las películas de Spider-Man están y permanecerán -en exclusiva- en Netflix. O Minions, de paso. Pero la estrategia de Netflix es crear valor propio. "El campo del SVOD no es un juego de suma cero -explicó Sarandos- y hay lugar para todos sin necesidad de tomar contenidos de otros estudios".

Es decir: Netflix apuesta muy fuerte a que sus marcas se posicionen en pocos años a la par de aquellas que tienen sus competidores. Que, dicho sea de paso, lograron ser parte de la cultura popular antes de ser adquiridas por una gran empresa. La apuesta a mediano y largo plazo de Netflix es crear marcas más contemporáneas, nuevas, e instalarlas sin que eso implique asociarse con otras empresas. Lo ha logrado con varios de sus contenidos (Stranger Things, The Witcher, la pionera House of Cards) y por eso es que invierte más que el resto en desarrollarlos.

Pero hay otra cosa: "nosotros -explicó Sarandos- nos dedicamos a ver cómo agregar y crear valor, mientras que las fusiones le generan a las grandes empresas la preocupación extra de reestructurar y ver qué hacen con los empleados". Por ahora, la estrategia de Netflix funciona: sigue siendo líder en usuarios y contenidos.

Más notas de

Leonardo Desposito

Minions 2 termina con la era de la pandemia para los estrenos en salas

Minions 2, el último "retraso por pandemia" del cine

Cineastas de Ucrania piden a Karlovy-Vary que no proyecte filme ruso

Captain Volkonogov Escaped, la película cuestionada por Ucrania

Cuatro caras de Tom Hanks en la grilla de Prime Video

Cuatro caras de Tom Hanks en la grilla de Prime Video

Los Globos de Oro, entre continuidad y extinción

Los Globos de Oro, entre continuidad y extinción

Netflix despidió a 300 empleados en plena tormenta financiera

Netflix corta más empleados de los previsto

Sátira escondida en grandes películas de Star+

Starship Troopers, sátira antimilitarista

Netflix anuncia más despidos tras la caída de sus acciones

Netflix anuncia más despidos tras la caída de sus acciones

Cuatro películas "incorrectas" para rever en Netflix

Al Pacino en Scarface

Las diez mejores películas de Pixar para recorrer en la grilla de Disney+

Ratatouille, quizás la mayor obra maestra de Pixar

Netflix busca sumar ingresos y que no se compartan sus usuarios

Netflix, en la encrucijada