Como se sabe, uno de los más importantes negocios alrededor de los contenidos es el merchandising. Tener marcas reconocidas en el audiovisual es también una manera de incrementar ganancias. Por eso es que Netflix decidió poner on line una tienda propia para vender artículos exclusivos relacionados con sus contenidos. Pero esto es solo la punta del iceberg: más allá de que tiene 207,64 millones de suscriptores globalmente, y aunque la venta de productos es también una fuente de ingresos, lo que busca la firma es otra cosa.

Netflix ya ha otorgado licencias para productos que se venden en la mayoría de los operadores on line (un caso es la enorme cantidad de merchandising alrededor de Stranger Things, uno de sus contenidos más exitosos). Pero aquí se trata de la fidelización de los suscriptores y empujar la popularidad de ciertas marcas. El gran problema que enfrenta la firma frente a Disney o Warner es que tiene que "crear" marcas, mientras que aquellas ya tienen una cantidad gigantesca de nombres asociados (Star Wars, Pixar o Marvel en el primer caso; Cartoon Network, DC Comics o Hannah-Barbera en el segundo). La creación de material exclusivo -y de paso, coleccionable- es una forma de darle mayor fuerza a las marcas para instalarlas, cash flow aparte.

En principio, Netflix comercializará ciertos productos asociados a los animés Eden y Yasuke, así como una edición limitada de productos de la serie francesa Lupin. La idea es que no sean elementos de alto consumo, sino "una selección curada" de artículos firmados por diseñadoes importantes (se menciona una serie de productos inspirados en animés realizados por Nathalie Nguyen, Jordan Bentley o Kristopher Kites, por ejemplo). Es decir, lo "coleccionable" y exclusivo es parte de la oferta. Y se anuncian otros similares sobre Stranger Things y The Witcher, de las marcas con más peso dentro de la "netflixósfera".

El sitio estará disponible primero en los Estados Unidos, como prueba piloto antes de expandirse poco a poco al resto de los territorios donde la marca tiene presencia. Pero anunció, además, que no es su intención dedicarse al retail o la distribución masiva. Es decir, su negocio no es competir con Amazon sino agregarle valor a sus marcas, algo que necesita para seguir compitiendo con otros gigantes del SVOD.

Más notas de

Leonardo Desposito

Amazon anunció el estreno de la nueva El Señor de los Anillos

La primera imagen de El Señor de los Anillos según Amazon

Cuatro clásicos con mujeres fatales en la grilla de Qubit.TV

La fatal Rita Heyworth en Gilda

El otro lado del éxito de taquilla en la post-pandemia

Dwayne Johnson y Emily Blunt en Jungle Cruise

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

España: erotismo y burla entre la Transición y el destape

España post Franco: El fascista, la beata y su hija desvirgada

Películas políticas que no sabías que eran políticas

Kate Winslet yLeonardo DiCaprio en TItanic, también filme político

Cines de EE.UU. en guerra con las plataformas de streaming

Space Jam, víctima del SVOD

Netflix apuesta por contenidos propios y no compra empresas

The Witcher, uno de los contenidos estrella de Netflix

Cuatro "películas de chicos" para disfrutar todos en Netflix

Los Mitchell vs. las máquinas, gran animación de Netflix

El "pase sanitario" destroza cines en Francia

Kaamelott, película herida por las restricciones sanitarias en Francia