El realizador y productor Steven Spielberg cerró un pacto con Netflix para producir contenidos desde su empresa Amblin Entertainment. El negocio implica crear por lo menos dos películas para la plataforma de streaming, alguna de ellas probablemente dirigida por el creador de E.T. y Jurassic Park, aunque tal dato no figura en el acuerdo. De todos modos, Amblin seguirá funcionando en sociedad con los estudios Universal, con el que tiene un pacto de producción desde sus orígenes.

En el acuerdo se especifica que Netflix proveerá financiación para estos contenidos, aunque no se dice cuáles serán los presupuestos. La noticia impactó en el ecosistema de Hollywood porque Spielberg fue crítico de la experiencia en plataformas. Hubo rumores de que en 2017 fue una de las voces que se oponían a que Netflix pudiese presentar sus filmes al Oscar -es decir, a que ingresara a la Motion Pictures Association of America, la entidad que reúne a los grandes estudios y vela por sus intereses dentro y fuera de los Estados Unidos. Sin embargo, esto siempre fue desmentido: Spielberg era escéptico del sistema "day-and-date", estrenar al mismo tiempo en plataformas y en cines. El realizador defendió sobre todo la experiencia en salas, pero luego de aquellos rumores aclaró que "quiero que el público acceda al entretenimiento que desee de la manera en que le resulte mejor (...) lo que importa es una gran historia y que la gente tenga acceso a ella".

Netflix y Amblin, de todos modos,  ya trabajaron juntos. La nominada al Oscar El juicio de los 7 de Chicago es una producción de Amblin que tenía prevista distribución en salas vía Paramount pero fue vendida a la plataforma de SVOD al estallar la pandemia. También tiene participación de Amblin el filme Maestro, biografía de Leonard Bernstein coproducida por Netflix y Bradley Cooper

El acuerdo no asegura que los productos de Amblin tengan estreno en salas como sucedió con productos como El irlandés o Historia de un matrimonio, pero sí que eso se decidirá caso a caso. La estrategia de Netflix sigue siendo sumar nombres importantes y crear marcas a partir de ellas; la de Spielberg, mantener funcionando y vigiente Amblin. Que, de paso sea dicho, tiene un pacto con Apple por contenidos para Apple TV+, aunque en ese caso se trata de series y no de filmes. Tras rechazar las plataformas, un nombre fuerte de Hollywood se ha decidido por ellas: signo de los tiempos.

Más notas de

Leonardo Desposito

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

España: erotismo y burla entre la Transición y el destape

España post Franco: El fascista, la beata y su hija desvirgada

Películas políticas que no sabías que eran políticas

Kate Winslet yLeonardo DiCaprio en TItanic, también filme político

Cines de EE.UU. en guerra con las plataformas de streaming

Space Jam, víctima del SVOD

Netflix apuesta por contenidos propios y no compra empresas

The Witcher, uno de los contenidos estrella de Netflix

Cuatro "películas de chicos" para disfrutar todos en Netflix

Los Mitchell vs. las máquinas, gran animación de Netflix

El "pase sanitario" destroza cines en Francia

Kaamelott, película herida por las restricciones sanitarias en Francia

PornHub, el arte erótico y la furia de los grandes museos

El nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli

Vampiros, títeres y Leo García para pasar un gran fin de semana

La danza de los vampiros, de Roman Polanski

Abbas Kiarostami: poesía para terminar con las polémicas

El viento nos llevará, joya de Kiarostami