La noticia de HBO es que el debut de su nueva serie policial Perry Mason (reversión del clásico personaje que llevara a la televisión Raymond Burr entre los años cincuenta y sesenta) representó el mejor debut para una miniserie en los últimos dos años, superando tanto a Watchmen como a The Outsider, los últimos grandes éxitos de la firma en ese formato. El primer episodio de la serie producida por Robert Downey Jr. (quien iba a protagonizarla originalmente) de seis capítulos tuvo 1,7 millones de telespectadores en su primera emisión solo en los Estados Unidos.

Esta es la superficie, la punta del iceberg. En realidad la gran noticia es que HBO obtiene grandes ratings en este período de aislamiento y cuarentena (incluso si tales medidas no son obligatorias en la mayor parte de los Estados Unidos). Es cierto que Perry Mason es una "marca" que alguna vez fue muy exitosa (tanto las novelas de Erle Stanley Gardner como, sobre todo, la serie televisiva protagonizada por Raymond Burr), pero está lejos de tener el "hype" de Watchmen o de una novela de Stephen King como en los otros dos casos. La solución a la pregunta de por qué tales números es bastante simple: mayor atención a las novedades por parte de una población que no tiene como alternativa salir de su casa.

Esto implica que habría que volver a mirar los números de audiencia televisiva, tanto de aire como de cable, con una lupa y en relación interanual, antes que declarar que es un "éxito" un debut cualquiera. Hay que tener en cuenta también que el contexto en el que se desató la pandemia es uno de baja constante de audiencia televisiva en todo el mundo. De donde se deduce la paradoja de que el coronavirus le da un aire más a la vieja TV.

Más notas de

Leonardo Desposito

Amazon anunció el estreno de la nueva El Señor de los Anillos

La primera imagen de El Señor de los Anillos según Amazon

Cuatro clásicos con mujeres fatales en la grilla de Qubit.TV

La fatal Rita Heyworth en Gilda

El otro lado del éxito de taquilla en la post-pandemia

Dwayne Johnson y Emily Blunt en Jungle Cruise

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

Cine italiano, música para chicos, y buen teatro para salir

España: erotismo y burla entre la Transición y el destape

España post Franco: El fascista, la beata y su hija desvirgada

Películas políticas que no sabías que eran políticas

Kate Winslet yLeonardo DiCaprio en TItanic, también filme político

Cines de EE.UU. en guerra con las plataformas de streaming

Space Jam, víctima del SVOD

Netflix apuesta por contenidos propios y no compra empresas

The Witcher, uno de los contenidos estrella de Netflix

Cuatro "películas de chicos" para disfrutar todos en Netflix

Los Mitchell vs. las máquinas, gran animación de Netflix

El "pase sanitario" destroza cines en Francia

Kaamelott, película herida por las restricciones sanitarias en Francia