Con la victoria de O que arde, gran película gallega de Oliver Laxe, llegó a su fin la 34° edición del Festival Internacional de cine de Mar del Plata. La película de Laxe se llevó el Astor de Oro a la Mejor película y el de Plata al Mejor guión. La otra película que obtuvo dos premios fue Vitalina Varela, del maestro portugués Pedro Costa, que se llevó el de Mejor dirección (compartido con la alemana Angela Schanelec, premiada por I was at home, but...) y el de Mejor actor para Ventura. La mejor actriz resultó la argentina Liliana Juárez por Planta permanente, y el premio del público fue para el melodrama brasileño A vida invisível, de Karim Aïnouz.

El palmarés principal fue justo: desde el primer día, el filme de Laxe parecía ser el elegido de todos. Pero en general la competencia fue muy buena, de las mejores de los últimos años. Lo mismo el resto de las selecciones: en cuanto a películas, Mar del Plata estuvo realmente a la altura de un Festival Clase A, incluso si no presenta estrenos. En esta edición sucedió también que las salas se llenaron incluso en el caso de las muestras de cortos o de cine más experimental (en ese sentido, el trío Calendario de lluvias, de Claudio Caldini, La timidez de los árboles, de Flavia de la Fuente, y Myst, de Narcisa Hirsch fue un momento altísimo en la muestra). Ayudó solo en parte el fin de semana largo: fue muy buena la difusión y también la venta anticipada de tickets.

Mar del Plata logró homenajear como corresponde a José Martínez Suárez, presidente de este festival hasta su muerte hace pocos meses, y símbolo del evento. "Las estrellas son las películas", era su lema y en esta ocasión eso fue más cierto que nunca. Mérito también de la directora artística Cecilia Barrionuevo y sus adláteres Marcelo Alderete y Pablo Conde, el núcleo duro del estilo del Festival.

Más notas de

Leonardo Desposito

Disney logra un récord de recaudación global

Avengers: Endgame, la película más vista de 2019 y récord histórico

Netflix y las plataformas invaden los Globos de Oro

Historia de un Matrimonio, la producción más nominada con cinco menciones

A El Irlandés no le alcanzó para justificar su presupuesto

Suena como candidata al Oscar

Poco público (con cierta lógica) para el arranque de diciembre

Boda sangrienta, el estreno con más público

El cine aventurero y feliz del maestro Raoul Walsh

Objetivo: Birmania, la guerra por la pura supervivencia

La más efectiva de todas las películas "para llorar"

La más efectiva de todas las películas "para llorar"

Plataformas y cine: la estrategia de Netflix para encontrar su lugar ante la competencia

Dolemite es mi nombre, una de las películas de Netflix para la temporada de premios

Algunas cosas que olvidamos del cine porno

Algunas cosas que olvidamos del cine porno

La serie de Disney+ The Mandalorian se volvió el contenido más pirateado de Internet

The Mandalorian y el "Baby Yoda" que se convirtió, además, en fenómeno global

Pese a las nuevas plataformas, sigue el reinado de Netflix y YouTube

Marriage Story, uno de los contenidos "de cine" a los que apuesta Netflix