Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina concretaron anoche en Madrid el primero de los cinco recitales en España de su tercera reunión "No hay dos sin tres", que se inició en noviembre pasado en Argentina y, como el nombre indica, reunió a ambos artistas en el escenario por tercera vez en sus carreras.

En el Wiznik Center madrileño colmado, la dupla "ha hecho disfrutar y reír al público con sus canciones de siempre, algunas anécdotas de sus largas carreras y guiños a la actualidad a lo largo de casi tres horas", reseñó la agencia de noticias española EFE.

Los clásicos propios que construyeron en sus trayectorias luminosas para la canción iberoamericana se desplegaron en versiones compartidas, en solitario o intercambiando roles en relación a la autoría y su abordaje.

"No hay dos sin tres" se estrenó con cuatro veladas en Buenos Aires, pasó por Córdoba, giró por Paraguay, Uruguay, México, Costa Rica y ahora llegó a España donde tendrá otras tres noches madrileñas (hoy y el 11 y 12 de febrero) y un show en el Palau Sant Jordi de Barcelona el 25 de enero.