Finalmente, después de más de un mes, El robo del siglo dejó el primer puesto de las recaudaciones cinematográficas (aunque sumando más de 100.000 espectadores, lo que implica que no es descabellado que supere los dos millones de entradas en su carrera en salas) y Sonic, el filme basado en el personaje de los videojuegos de Sega, quedó a la cabeza de la taquilla. Contribuyó la escasez de filmes "nuevos" para chicos y que la película tuvo una adecuada campaña de prensa. Y, por otro lado, no fue "destrozada" por la crítica, que la trató con bastante bondad. Con todo, el número cercano a los 200.000 espectadores es, basándonos en la época del año y en la taquilla hasta ahora, bastante sorprendente. La performance es parecida a la que tuvo en el resto del mundo: mas de u$ 100 millones y por encima de u$ 50 solo en los Estados Unidos, lo que lo transforma en el filme basado en personajes de videojuegos más taquillero de la historia. La sorpresa no es pequeña.

No es sorpresa, por otro lado, el crecimiento de más del 120% en asistencia en salas que tuvo el filme coreano Parasite. La razón es sencilla: fue la película ganadora del Oscar y, desde su estreno a fines de enero, es una de las más "conversadas" en el campo cinéfilo. La curiosidad por conocer el filme no Hollywood que le ganó a Hollywood contribuyó bastante. Con OldBoy, de Park Chanwok, algunos títulos de Kim Ki-duk, y The Host, de Bong Joon-ho (justamente el galardonado realizador de Parasite), es ya de las películas de ese origen más vistas en nuestro país. Sería bueno que sirviera para abrirle un espacio a una cinematografía satisfactoria en cantidad y calidad, tanto en cine de gran presupuesto como en el más introspectivo, que ya debería ser habitual en nuestras carteleras.

Frozen II -previsiblemente- se convirtió en el pasado fin de semana en la primera película en sobrepasar la barrera de los dos millones de entradas vendidas en lo que va de 2020. Le tomó un mes y medio, pero no está nada mal. Sigue sumando bien y, de hecho, le ganó a la primera parte, que quedó en su trayectoria en salas en el verano de 2014 en 1,94 millones de tickets vendidos. Seguramente llegue a los dos millones y medio, y el número será importante en una temporada con menos "super tanques" que 2019 (recuérdese: Avengers, Star Wars, Toy Story y El Rey León, marcas de enorme peso en el mercado mundial).

El resto de la tabla muestra previsible buen público para La maldición renace, estreno del jueves y película de terror, un género que siempre convoca al menos en la semana de debut (no son películas, por lo demás, que tengan todas sus funciones en el día y suelen permanecer más tiempo en trasnoches que en los horarios más vendidos de la tarde). Las recaudaciones estuvieron por encima del medio millón de espectadores de jueves a domingo, una cifra aceptable en este panorama.

Más notas de

Leonardo Desposito

Un viaje virtual y artístico para recorrer la Ciudad Luz

La Torre Eiffel, el símbolo más reconocido de París

El humor negro y la amabilidad de Alexander Mackendrick

El humor negro y la amabilidad de Alexander Mackendrick

HBO retrasa estrenos de sus productos más fuertes debido a la pandemia del coronavirus

Mark Ruffallo (y Mark Ruffallo) en una escena de la postergada I Know This Much Is True

Descubriendo al Ed Wood del cine pornográfico

Descubriendo al Ed Wood del cine pornográfico

Los festivales de San Sebastián y de Zurich crean mercado de filmes "huérfanos" por la pandemia

El tradicional festival vasco apostará a incrementar su mercado

Cómo crece la actividad on demand durante la cuarentena

Netflix crece menos que los servicios con publicidad

El streaming crece en visionado pero no en suscriptores

HBO Now: mucho visionado, los mismos suscriptores

Disney rebaja todos los salarios de sus ejecutivos para hacer frente a la crisis por el coronavirus

Bob Iger renuncia a su salario de u$ 2,5 millones

Las ventajas de que el porno sobreviva

Las ventajas de que el porno sobreviva

Qué se puede hacer salvo quedarse frente a la pantalla

Un clásico del romance, directo a nuestra casa mediante YouTube