Ante la crisis por la pandemia del coronavirus (Covid-19), el dueño de la productora Polka, Adrián Suar, evalúa reestrcuturar la compañía para poder hacer frente al mal momento financiero que atraviesa. El "Chueco" reduciría el personal de planta permanente de la empresa, de 300 empleados fijos a una cantidad mucho menor.

La intención es reconvertir a Polka en una productora mucho menor a su tamaño actual hasta que termine la crisis por la pandemia y el país inicie una recuperación económica. Mientras, reduciría su planta y los empleados pasarían a ser tercerizados, según lo que cada proyecto de ficción requiera, ya sea una tira diaria, un unitario o una serie realizada para las plataformas.

Según informa Teleshow, los directivos de la empresa están estudiando las indemnizaciones de los empleados, y apuntan a que Suar puso en venta su casa en Punta del Este para poder hacer frente a las deudas de la productora.

Suar está empeñado en rescatar a la empresa y ponerla en funcionamiento antes de que termine el 2020, por lo que se niega a una quiebra y busca que su personal siga cobrando. Teleshow consigna que el "Chueco" lelvó a cabo las negociaciones para que el personal cobre en persona, algo que los actores encontraron muy satisfactorio. 

El último viernes la mayoría de los actores suscribió un acuerdo en una escribanía por el cual cobrarán el 70% de sus contratos, en una tira que debió ser levantada por la pandemia, un hecho inédito en la historia de la industria del entretenimiento mundial.

La ficción Separadas finalizó abruptamente, con tramas sin cerrar e historias inconclusas

“Si uno tiene un contrato por seis meses para hacer una ficción, y la levantan por falta de rating, nadie te paga el contrato. Acá, teniendo en cuenta la situación de pandemia, nos pareció una buena solución para todos este arreglo, en especial para una empresa que durante 25 años nos dio trabajo”, contó a Teleshow una de las figuras más importantes de la última serie de Polka.

Polka suspendió la producción de la serie " Separadas" días antes de que el Ejecutivo Nacional decrteara el aislamiento social, preventivo y obligatorio el 20 de marzo de este año. La tira no había concluido, y la productora especuló con que se reanudaría una vez que haya flexibilización. Sin embargo, la reapertura de actividades se demoró, por lo que la serie fue cancelada.