El director de cine Quentin Tarantino, reveló en una entrevista que de niño prometió que nunca le daría a su madre el dinero que ganara con su carrera cinematográfica, ya que ella nunca creyó en su potencial como director.

Sus comentarios se enmarcaron en una conversación que mantuvo con Brian Koppelman en su podcast 'The Moment'. 

La promesa cumplica de Tarantino

Durante 92 minutos, el cineasta relató diferentes sucesos de su vida personal que le permitieron llegar al lugar que ocupa hoy en día. Entre las anécdotas, contó cómo durante la etapa escolar escribió sus primeros guiones, acción que causaba que sus maestros catalogaran su actuar como un "acto de rebelión" o "desafío" a la autoridad, considerando que ocupaban el tiempo dispuesto para las tareas escolares. 

En este sentido, los problemas para adaptarse en la escuela le causaron a Tarantino numerosas discusiones con su madre. El director recordó una discusión donde su madre le dijo que su "pequeña carrera" como guionista había terminado.

—"'Ah, y por cierto, esta 'carrera de guionista'... ¿Que estás haciendo? ¡Esa mierda se acabó!'"— le dijo su madre, haciendo gesto de comillas con sus dedos, según cuenta Tarantino.

"Cuando lo dijo de esa manera sarcástica, en mi cabeza, pensé: 'Está bien, señora. Cuando me convierta en un escritor exitoso, nunca verás un centavo de mi éxito. No habrá casa. No habrá vacaciones, no habrá un Cadillac de Elvis. No tendras nada. Porque lo que me dijiste" describe.

Koppelman cuestionó a Tarantino sobre el cumplimiento de su promesa y el entrevistado aseguró “sí, sí. La ayudé a salir de un problema fiscal. Pero no hay casa. No hay Cadillac".

La madre del cineasta actualmente tiene 73 años de edad y la promesa sigue vigente. Tarantino explica que la situación no cambiará porque "hay consecuencias por sus palabras,  hay consecuencias por su tono sarcástico sobre lo que era importante para mi".

La entrevista completa se puede escuchar en inglés. Esta disponible en Spotify, Apple Podcast y Megaphone.