El próximo jueves se sumarán a la cartelera cinematográfica argentina diez estrenos, de los cuales dos tienen potencial para aparecer en los primeros puestos de las recaudaciones, incluso si Thor: Ragnarok, Geo-Tormenta e It siguen sumando espectadores. Las dos películas que pueden apuntalar un noviembre que arrancó con buen viento son Barry Seal: solo en América y Jigsaw: el juego continúa. En el primer caso, se trata de una irónica comedia de aventuras que retrata el caso (real) de un piloto que trabajó para la DEA, la CIA, Pablo Escobar y los Contras nicaragüenses todo al mismo tiempo. El personaje central está interpretado por Tom Cruise y la dirección corrió por cuenta del desparejo pero sanguíneo Doug Liman (Al filo del mañana, Sr. y Sra. Smith, Identidad desconocida). Puede sumar bien. La otra película es una especie de “relanzamiento” de El Juego del Miedo, dado que Jigsaw es el descuartizador villano de aquella serie más sangrienta que terrorífica. Dado el peso que el género tiene a la hora de las recaudaciones, puede originar muy buena cantidad de entradas. Hay otros dos filmes estadounidenses: uno, El informante, es la historia (también real) del hombre que fue “Garganta profunda”, el que reveló el caso Watergate; el otro es Norman: el hombre que lo conseguía todo, sobre un empresario de poca monta que se hace amigo de un político poderoso. En la primera brilla Liam Neeson (suena para los Oscar); en la segunda, Richard Gere. A estas películas se suma la comedia Belga Volver a empezar, de perfil más independiente, sobre un cantante que debe encontrarle un nuevo sentido a su vida.

Además de estos filmes, hay cinco estrenos argentinos: el drama Te esperaré, dirigido por Alberto Lecchi y protagónicos de Darío Grandinetti e Inés Estévez; Corralón, un filme vibrante y violento protagonizado por Luciano Cáceres y Joaquín Berthold con la realización a cargo de Eduardo Pinto; el documental sobre la construcción de la Zanja de Alsina La muralla criolla, dirigida por Sebastián Díaz; la comedia -y también documental Mi hist(e)ria en el cine, de María Victoria Menis, y el drama La familia chechena, de Martín Solá.