Disney se enfrenta a un problema serio con su película Muerte en el Nilo tras las acusaciones de abuso sexual que tienen como blanco a una de las estrellas de la película, el actor Armie Hammer (Llámame por tu nombre, El llanero solitario). El problema es serio: debido a la pandemia, el filme sufrió seis retrasos y la última fecha, para febrero de 2022 se planificó con la esperanza de que el filme, como su antecesor Asesinato en el Expreso de Oriente, tuviera alguna candidatura al Oscar. Pero en las últimas semanas Hammer, parte de un elenco de nombres grandes que incluye a Gal Gadot y al realizador y actor Kenneth Brannagh, fue acusado de abuso sexual. No solo ha perdido contratos millonarios, sino que pone a Disney frente a un nuevo dilema con sus propiedades.

Muerte... es, además una especie de lastre: se trata de una producción que la firma heredó al comprar Fox. Es decir, tiene el compromiso de estrenarla pero no forma parte del tipo de películas que Disney suele producir. Por otro lado, no es un filme específicamente "barato", sino todo lo contrario, un filme de presupuesto por encima de la media con gran gasto en actores. El dilema es simple: si no la estrena, no tiene posibilidades de recuperar algo de una inversión millonaria; si lo hace, es muy posible que la publicidad negativa no solo hunda el filme sino que hiera a la firma.

Mientras tanto, Hammer negó absolutamente las acusaciones. Su abogado dijo que todas las relaciones sexuales que ha mantenido (todas, extramaritales: el actor está en una batalla negal por la custodia de sus hijos con su esposa, quien pidió el divorcio en 2020 tras 10 años de matrimonio) han sido consensuales y habladas previamente. Pero la campaña continúa. 

En este caso, el problema consiste en que cada contrato que se "cae", cada vez que el actor es desechado por los productores, se suma al "aura" de culpabilidad de una serie de casos que aún permanecen en el campo de la denuncia (y no legal). Y, paralelamente a la devaluación del valor de la estrella, sucede lo mismo con la película con la que Disney no sabe realmente qué hacer. Por ahora hay silencio y no se considera "refilmar" con otro actor (constaría decenas de millones de dólares), que además aparece en gran parte de las escenas. Una tormenta perfecta: pandemia y acusaciones sexuales.

Más notas de

Leonardo Desposito

Westerns: el gran género de (toda) América para ver en plataformas

Westerns: el gran género de (toda) América para ver en plataformas

Plataformas: por qué Netflix es la favorita de los EEUU

Plataformas de streaming: preferencias en los EEUU

Dónde encontrar las películas candidatas a los Oscar 2021

Dónde ver las películas nominadas a los Oscar

La vida en un burdel en una de las grandes películas contemporáneas

L

Avengers: cómo acercarse a un fenómeno del siglo XXI

Avengers, de 2012, la primera vez que estuvieron "todos juntos"

Propiedad intelectual: la guerra que envuelve a Hollywood

What If...?, una de las series de Marvel para Disney+

Mujeres en el cine: bajaron su participación en Hollywood en 2020

Carey Mulligan en Hermosa venganza, de Emerald Fennell

Más Bridgerton: Netflix confirmó temporadas 3 y 4

Bridgerton, la serie éxito de Netflix, tendrá temporadas 3 y 4

Crimen y suspenso: películas para ver al borde del sillón

Bajos Instintos, clásico del suspenso erótico

Estrenar en streaming y en cine a la vez: éxito o fracaso

Godzilla Vs. Kong en HBO Max