En un panorama cada vez más dominado por los tanques, este jueves se incorporarán cinco novedades a las carteleras cinematográficas. Uno de ellos es, precisamente, un tanque de lanzamiento gigante, que se adelanta a las vacaciones de invierno (como siempre para estas fechas). Se trata de Los Increíbles 2, el filme de Pixar sobre una familia de superhéroes, secuela más de una década después del clásico -y obra maestra del género animado- creado por Brad Bird. Aquí Bird es nuevamente guionista y director, y la historia esta vez invierte la del original: es Mr. Incredible quien debe quedarse en casa cuidando tres niños demasiado especiales -especialmente un bebé con enormes y caóticos poderes- y Elastigirl la que sale de aventuras. Seguramente gane el fin de semana, aunque habrá que ver si puede eclipsar el éxito del otro filme de Pixar del año, Coco, que superó los tres millones de entradas vendidas.

En el otro extremo del target, se estrena No me las toquen, una comedia estadounidense que fue un éxito sorpresa en su país. El filme narra la historia de tres chicas adolescentes que deciden dejar de ser vírgenes, y de cómo sus padres, al enterarse del pacto, intentan bloquearlo ("Blockers" es el título original). Escrito y dirigido por una mujer (Kay Cannon), es un probable éxito y alternativa "adulta" de la semana.

Como todos los fines de semana, hay también un título de terror, El ritual, que narra los extraños acontecimientos que sufre un grupo de amigos tras la muerte de uno de ellos. Viene con buenas críticas y sabemos que el género funciona bien en las carteleras nacionales: es muy raro el estreno que no llegue al top ten en su fin de semana de estreno, aunque no se mantengan más de dos en los complejos multisala.

Hay dos películas más que tienen origen -hoy, en este mercado- menos previsible. Una es la comedia italiana Los oportunistas, de Paolo Genovese, creador del fenómeno cinematográfico -con varias versiones- y teatral -también con varias versiones, una hoy en la Calle Corrientes dirigida por Guillermo Francella- Perfectos desconocidos. Esta vez son varias historias unidas por un hombre que ofrece conceder (peligrosos) deseos.

La otra es Crimen en en El Cairo, un policial de origen sueco donde se mezclan el asesinato y la corrupción policial, y que ha funcionado muy bien en el mercado internacional.