"El Robo del Siglo" es una película con muchas virtudes. La primera, ser una comedia criminal (quizás el cine criminal sea nuestro género por definición) que no romantiza absolutamente nada y que, en última instancia, es fiel a los hechos. La segunda, que Ariel Winograd comunica su propia mirada sobre el material de base (el célebre robo a la sucursal del Banco Río de Acassusso en 2006): Winograd cree que todo es una gran comedia, a veces alegre, a veces irónica, a veces sarcástica.

La tercera, que todo se narre de modo directo pero no excluya sorpresas. No porque no sepamos qué va a pasar, sino por el cómo, por la pura forma, lo único que vale realmente la pena en una película. Y luego, que tanto Diego Peretti como Guillermo Francella, sin renegar de sus herramientas recurrentes, crean personajes propios del filme. El Robo del Siglo... es generosa con el espectador y crece con el tiempo.

Podés adquir el libro  Sin arma ni rencores. El Robo al Banco Río contado por sus autores, de Rodolfo Palacios, en  Cronishop además de otros 30 títulos, revistas y cómics.