Otro buen fin de semana en "temporada baja" con cerca de 800.000 espectadores en todo el país. Pero, como siempre que se verifican esta clase de cifras, la taquilla necesita de un tanque para mantenerse con números al menos interesantes. En esta ocasión fue It 2, adaptación de la novela homónima de Stephen King dirigida por el argentino Andy Muschietti, la que levantó las recaudaciones. Más de la mitad de las entradas vendidas en este fin de semana (mucho más de la mitad, de hecho) corespondió a ese filme. Es importante resaltar dos cuestiones al respecto que le dan más peso aún a esta película. La primera, que se trata de una película de casi tres horas, es decir que tiene menos pasadas por pantallas que un filme "normal" de 100 minutos promedio. La segunda, que es apta solo para mayores de 16 años (aunque esto es de cumplimiento más bien incierto, convengamos), lo que implica que no arrastró público infantil. Así que el mérito del número es un poco mayor. La pregunta es si mantendrá este tipo de recaudación, con su lógico declive, las próximas semanas. De todos modos, lo más probable es que se transforme en la onceava película en el año en superar la barrera del millón de espectadores.

En segundo lugar quedó La odisea de los giles, que perdió la punta aunque tuvo un declive bastante menos pronunciado de lo que cabría esperar, menor al 25% según cifras de la consultora Ultracine. Mantiene su popularidad y es más que posible que su carrera en salas termine por encima del millón y medio de espectadores. Será, entonces, la película argentina más recaudadora en un año donde los productos nacionales tuvieron muy poca suerte. Prueba de ellos es que El retiro, filme nacional distribuido por Disney y que tuvo una salida importante el pasado jueves, quedó en el sexto puesto en su debut con menos de 20.000 espectadores. Hay una desconexión entre el cine argentino y sus espectadores, y no es ajeno -algo que venimos advirtiendo aquí desde hace demasiado tiempo- la dependencia absoluta que la taquilla tiene de los grandes espectáculos. El éxito de La odisea... también habla de otra cosa: los espectadores quieren ver filmes nacionales, pero quieren también que tengan algo de género y entretenimiento. La película de Sebastián Borensztein cumple con ello: después de todo, es una comedia de suspenso sobre un robo sofisticado, y es clave el término "comedia". El público agradece las sonrisas.

El resto de la tabla muestra que siguen funcionando bien las películas para chicos (Dora y la ciudad perdida, El Rey León, Angry Birds y Paw Patrol). Al respecto, es necesario aclarar que son filmes que tienen muchas menos funciones que los demás (el autor de esta nota intentó conseguir entradas para Angry Birds el domingo y casi no había entradas en las dos funciones de cada complejo posible) y, aunque parecen sumar menos, sus "caídas" están acompañadas por las restricciones de pantallas. En general siguen siendo buenos negocios incuso con poca cantidad de espectadores. Eso también es un indicador importante respecto de cómo funciona el cine en nuestro país. En medio de todo esto, hubo muy buen público (pocas salas y menos funciones, de paso) para la francesa Amante fiel. Hay un público ahí para hacerlo crecer y que haya alternativas.

Más notas de

Leonardo Desposito

La prensa extranjera de Hollywood, en la mira de la justicia

Unveiling Of The New 2009 Golden Globe Statuettes

Una semana a puro cine

Reír y emocionarse con noches de películas

EE.UU. y el Covid aceleran el cambio de la TV lineal al streaming

EE.UU. y el Covid aceleran el cambio de la TV lineal al streaming

Hollywood y los hombres comunes

Hollywood y los hombres comunes

Fin de semana para disfrutar en casa

Fin de semana para disfrutar en casa

Cine en casa por dos

Cine en casa por dos

Universal y AMC revolucionan la exhibición en cine

Universal y AMC revolucionan la exhibición en cine

Cine más acá y más allá del porno

Cine más acá y más allá del porno

Nominaciones al Emmy: la hora de las plataformas

Las plataformas acaparan los Emmy

Hollywood decide estrenar fuera de los EE.UU.

Hollywood decide estrenar fuera de los EE.UU.