Es casi de rutina informar en estas páginas del lanzamiento de una nueva plataforma de contenidos on line, especialmente contenidos cinematográficos -o series. Es casi de rutina mencionar que faltan apenas días para que Netflix deje de reinar en solitario en el territorio del SVOD. Así que comunicar que una empresa estadounidense acaba de anunciar su propia plataforma con películas para alquilar o comprar (desde u$3 la renta y u$9,99 la compra) no debería de ser una sorpresa. Salvo que la empresa en cuestión sea -es- AMC, una de las mayores exhibidoras cinematográficas de los Estados Unidos, que cerró con los grandes estudios un trato para contar, en su lanzamiento, con más de 2.000 películas de peso (los títulos incluyen producciones de Disney, Warner, Paramount, Sony, etcétera) y una cartelera que se renovará constantemente. Dicho de otro modo: poco tiempo después de que las películas terminen su carrera en salas, estarán disponibles en la plataforma de AMC para descarga o visionado pagos.

A pesar del éxito de muchos tanques, la taquilla estadounidense cayó un 5% interanual

La noticia implica que una de las mayores operadoras mundiales de salas cinematográficas ha tomado debida cuenta del crecimiento que tiene el acceso a contenidos desde el hogar. Como sucede en la Argentina, donde sin tanques no hay taquilla, también en el país con el mayor mercado cinematográfico se verifica el mismo fenómeno de retracción de las audiencias. Los números son claros: en lo que va de 2019, e incluso con tanques enormes como Avengers-Endgame (hoy, en términos no actualizados por inflación, la película más vista de la historia), la taquilla norteamericana descendió un 5%, una pérdida notable que está en consonancia con un fenómeno que ya lleva años. AMC ha intentado hacer frente a esta situación con ofertas como un plan de suscripción que permite tres tickets mensuales por u$ 19,95, que le ha resultado exitoso. Pero de todos modos la audiencia sigue decreciendo en términos generales.

AMC ya tiene en marcha un plan de suscripción para los tickets de sus salas

El plan es que quienes tienen esas suscripciones también puedan usarlas para ver los contenidos de la plataforma on line de AMC. Esto incrementaría la cantidad de espectadores y fidelizaría a los 20 millones de consumidores que pagan la suscripción. También presenta otro problema (global): la mayor ganancia de los cines no proviene de la venta de entradas sino de los snacks, bebidas y otros productos. Lo que vende no son las películas sino "la experiencia". Una plataforma on line permite ampliar inmediatamente la vida útil de las películas y continuar la venta de entradas sin ocupar los cines. Por lo menos hasta que esos mismos contenidos pasen a otras plataformas con fee mensual. La tendencia del cine en casa y a la carta es el definitivo futuro del medio.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos