Las películas de Marvel son enormes. Pero en realidad son chiquitas. Enormes en presupuesto y despliegue de producción. Chiquitas en sus historias arquetípicas, de héroes que aprenden a serlo, de súper personas con súper debilidades, de resolver hasta el asunto más complejo a pura piña y patada. Aceptado esto, da la impresión de que Marvel aprendió que en el fondo es lo demás -la relación de los personajes, lo que han vivido o sufrido para llegar ante nuestros ojos- lo que cuenta. Capitana Marvel es la historia de una chica valiente que no se rinde nunca, tiene un corazón grande como una casa y descubre que es la persona más poderosa del universo, o algo así. Para llegar a ese punto, primero hay una historia que importa poco. Cuando llega donde debe, todo es diversión y emoción, todo es humano y con sonrisas. Esa película chiquita dentro de la grandota es lo que cuenta.

Título original: Captain Marvel, EE.UU., 2019. Duración: 130’. Dirección: Anna Boden, Ryan Fleck. Intérpretes: Brie Larson, Samuel L. Jackson, Jude Law, Lashana Lynch, Annette Bening. Calificación: apta para mayores de 13 años.