El célebre cineasta alemán Wim Wenders lamentó el lugar que la política le confiere a la cultura, al destacar que siempre queda en el olvido cuando aparece algún tipo de emergencia. "Cuando no está nada en juego, las autoridades se llenan la boca pregonando cuán importante es la cultura para nuestra sociedad, para nuestra civilización, para nuestro sentimiento de comunidad. Y apenas aparece una emergencia, eso se olvida rápidamente", criticó el realizador.

Así se manifestó en declaraciones al diario Rheinische Post al recibir el premio que le otorgó ese medio como personaje oriundo de Düsseldorf del año. El responsable de títulos como París, Texas y Las alas del deseo, entre otros, señaló además que la actual pandemia de coronavirus representa un desafío especial para la industria del cine.