El cineasta estadounidense Woody Allen anunció la publicación de un libro de memorias, "A propósito de nada", que se lanzará el 7 de abril y que se imaginaba con dificultades para hallar editor tras las acusaciones de abuso que recobraron vigencia bajo el movimiento"MeToo".

La autobiografía del prolífico cineasta, de 84 años, será publicada por la editorial Grand Central, división del grupo Hachette.

"El libro es un exhaustivo reporte de su vida, tanto personal como profesional, y describe su trabajo en películas, teatro, televisión, clubes nocturnos y edición impresa", explicó la editorial a la prensa estadounidense.

El libro fue adquirido discretamente hace un año por la editorial, que no ha hecho públicos los términos económicos del contrato. Tampoco ha ofrecido más información sobre el contenido. Será lanzado inicialmente en Estados Unidos, Canadá, Italia, Alemania, Francia y España, y después en más países.

Allen es uno de los cineastas más influyentes de su generación. La hija adoptiva del director y Mia Farrow, Dylan Farrow acusó a Allen de haber abusado de ella a principios de los años 90, en mitad de la polémica separación entre el realizador y la actriz, a la que dirigió en 13 películas. Más allá de la controversia, Allen ha permanecido como un artista importante incluso en los Estados Unidos, donde -paradójicamente- es menos exitoso que en otros países. Sin embargo, ha obtenido peso por filmes recientes como Blue Jasmine (por el que su protagonista Cate Blanchett se llevó el Oscar como Mejor actriz) o Medianoche en París, ambas grandes éxitos comerciales.

Allen comenzó su carrera como guionista y escritor, para luego dedicarse paralelamente al stand-up y a la escritura satírica -especialmente en la revista New Yorker. A fines de los cincuenta y principios de los sesenta, pasó a ser guionista de TV, para finalmente escribir para la pantalla grande. Su debut como director ocurrió en 1969, con Robó, huyó y lo pescaron, y los setenta representaron su instalación en el horizonte cultural, algo que culminó con los múltiples premios recibidos en 1977 por Dos extraños amantes. Nunca dejó, de todos modos, de ser un personaje polémico en su país.