Un año después del cimbronazo que generó en el mercado el resultado de las PASO del 11 de agosto de 2019, que le dieron una amplia victoria al Frente de Todos a nivel nacional y anticiparon el desenlace de octubre a pesar de los intentos de remontada de Cambiemos, los depósitos en dólares no sólo no lograron recuperarse sino que profundizaron su caída.

Según los últimos datos del Banco Central, el total de dólares depositados en los bancos por el sector privado es un 47% menor al que había antes de las elecciones primarias.

Los registros de la autoridad monetaria muestran que el viernes 9 de agosto de 2019, el stock de depósitos privados en moneda estadounidense llegaba a USD32.492 millones, mientras que el jueves pasado -último dato publicado- llegaba a USD17.217 millones. 

Sólo entre las PASO y el día posterior a la victoria de Alberto Fernández en las elecciones generales se fueron USD12.963 millones de los bancos, lo que implicó un derrape del 40% en el stock total.

La salida se fue profundizando en los meses posteriores de la mano de un cepo cambiario cada vez más duro; sólo se interrumpió en enero pero se aceleró en mayo pasado a raíz de una mayor necesidad de pesos producto de la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

Entre las PASO y hoy el dólar minorista, de acuerdo a la cotización del Banco Nación, pasó de $46,2 a $77.