Las acciones argentinas que cotizan en Wall Street anotaron un fuerte derrape este lunes. Liderados por el sector bancario, los ADRs se hundieron hasta casi 7% en Nueva York.

El riesgo país subió 1,1%, hasta los 2.142 puntos, retornando así a niveles previos al acuerdo sellado con los bonistas externos.

La Bolsa porteña permaneció de puertas cerradas por el feriado en conmemoración del Paso a la Inmortalidad del General José de San Martín. La semana pasada, el S&P Merval había registrado su mayor baja semanal desde mayo: -7,2 por ciento.

Según señala el economista Gustavo Ber,  "los activos domésticos siguen transitando una etapa de mayor debilidad tras el anuncio del acuerdo con los acreedores externos, toda vez que activó de inmediato una toma de ganancias".

Según indica el analista, esto se debe que el acuerdo "ya venía siendo descontado, y ahora las miradas se deberán dirigir a la búsqueda de nuevos drivers que permitan reanudar la recuperación desde las castigadas valuaciones".

En este sentido, indica Ber, "no sólo se espera validar una elevada adhesión en el canje de deuda externa, que sea suficiente para activar las CACs y evitar holdouts, sino además contar con señales sobre las negociaciones con el FMI y una estrategia que apunte a desactivar los desequilibrios fiscales y monetarios".

Entre las acciones argentinas más castigadas en Nueva York se ubicaron Banco BBVA Francés, que perdió 6,9%; y Banco Macro, que cayó 5,6 por ciento. Apenas más atrás, Telecom restó 5,5%; Central Puerto cedió 5,4%; y Corporación América, que cerró 5,3% abajo.