Un mega vencimiento de 105.000 millones de pesos que impactará el 13 de febrero constituye una "bomba de tiempo" para el gobierno de Alberto Fernández, y podría hacer saltar por los aires el dólar financiero hasta la zona de 100 pesos, según advierten informes que circulan entre inversores.

El dólar financiero, ya sea en su variedad dólar CCL o dólar MEP, se han convertido en una de las mejores inversiones en enero, con alzas que rondan el 12% hasta llegar a superar los 84 y 82 pesos, respectivamente. Superaron con amplitud la cotización hoy del dólar blue que se ubica en 78 pesos y la del dólar solidario en 82 pesos en el ámbito del mercado de cambios. El dólar mayorista también comenzó a moverse y y supera los 60 pesos.

Pero el vencimiento del bono dual el próximo 13 de febrero presionará sobre todos los tipos de cambio.

Esa fecha, un día antes del Día de los Enamorados, el Tesoro deberá enfrentar el pago del denominado Bonar Dual 2020 (AF20), un título emitido por Luis "Toto" Caputo a mediado de 2018 en medio de una de las tantas corridas cambiarias que vivió Mauricio Macri durante su gobierno, y que este enfrentó tomando más deuda. Era estupendo emitir.

Por esos días Caputo reemplazó al díscolo Federico Sturzenegger al frente del Banco Central y luego desertó de la función pública. La crisis terminó con un acuerdo histórico con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y una deuda que el mismo organismo reconoce como impagable.

Hoy el endeudamiento llega 90% del PBI y obliga a Fernández a encarar una dura renegociación de las condiciones de pago con los acreedores. Nadie saldrá ileso.

"Yo les decía que no se podía tomar deuda eternamente, que había que corregir esto. Después tuvimos una pesadilla de un año y medio", dijo el domingo Macri, en un acto de "sincericidio". Precisamente, el último año y medio de su gobierno comienzó en junio de 2018, cuando emitió el bonar dual, el bono de doble filo que amenaza el dólar hoy.

El ticker AF20 recuerda uno de los momentos más críticos en la administración de Macri. Fue emitido en junio de 2018, apenas unos meses después de la fatídica conferencia de prensa del 28 de diciembre de 2017 en que el poder Ejecutivo se burló del mercado al cambiar las metas de inflación. El anuncio fue  encabezado por el entonces jefe de Gabinete, Marcos Peña. El dólar cotizaba a 25 pesos.

El bono dual no fue un invento de Caputo, sino que es un instrumento conocido por el mercado y desarrollado bajo le nombre de "Dual Currency Bonds". Para el caso argentino, este bono paga el mejor rencimiento entre una tasa determinada en pesos o una actualización por dólar más tasa fija, lo que elija el acreedor en este menú.

La Resolución 149/2018, publicada el 18 de junio de 2018 en el Boletín Oficial detalló cómo opera el bono: “En la fecha de vencimiento se abonará en Pesos el máximo entre: (a) la Amortización más los Intereses Capitalizados en Pesos, y (b) el valor nominal emitido denominado en dólares estadounidenses más sus intereses entre la fecha de emisión y la fecha de vencimiento a una tasa nominal anual del 4,50% calculados en base 30/360, ambos convertidos a pesos al tipo de cambio aplicable".

En la licitación de ese día,  se recibieron órdenes por US$2.666 millones y se colocaron US$2.000 millones, con una tasa de corte del 2,4% nominal mensual, lo cual representa una tasa interna de retorno efectiva anual de 32,92%. El mismo dìa se colocaron otros US$2.000 millones de Bonos el Tesoro (BOTES) 2020. "A los botes", fue el chiste del mercado por esa fecha.

Pero, el tipo de cambio aplicable se multiplicó desde entonces, cuando la moneda estadounidense cotizaba a 25 pesos y el dólar hoy lo hace a 60 pesos. El pago de ese título dual se agigantó hasta superar los 100.000 millones de pesos y constituye una amenza para el dólar en momentos de caída de la demanda de dinero.

Para contrarrestar se vencimiento, el Gobierno saldrá hoy licitar dos Letras del Tesoro en Pesos Badlar Privada (Lebad), una nueva y otra reapertura, para intentar neutralizar la avalancha amenaza la estabilidad del peso. La última semana, el Tesoro logró colocar unos 100.000 millones de pesos en estos instrumentos con los que procura descomprimir la presión sobre el dólar financiero.

Un informe de Bull Market advirtió sobre el vencimiento del AF20 y dijo que la divisa en el mercado financiero podría subir a la zona de los $90 si se descargan los pesos de ese compromiso en el mercado.

En uno de los escenarios, Bull Market consideró que entre el 11 y el 20 de febrero el pago del AF20 podría impactar en el mercado de cambio de forma escalonada. "A partir del 14 y 17 de febrero comienza acelerarse la depreciación del peso, llegando a los 90 pesos para la tercera semana de febrero. Un total de 10.000 millones de pesos de los 105.000 pagados se dolarizan durante febrero", conjeturó