Las nuevas restricciones e impuesto del Banco Central al dólar oficial hirieron de muerte al "dólar IFE", una operación que permitía un "extra" de hasta 5.600 pesos aprovechando la brecha cambiaria entre el dólar solidario y el dólar blue.

La operatoria, conocida como "dólar puré" en términos generales, permitía hasta hoy comprar dólares a 100 y venderlos luego a 128 pesos en el paralelo, es decir que dejaba una ganancia de 2.800 pesos por cada 100 dólares operados.

El bono de 10.000 pesos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) permitía hacer dos "rulos cambiarios" que terminaban dejando una ganancia de 5.600 pesos al considerar los 200 dólares del cupo mensual.

Precisamente, las compras minoristas que buscaban aprovechar la brecha cambiaria mediante el "puré" se fueron convirtiendo en un dolor de cabeza para el Banco Central, que en las últimas semanas tomó la decisión de suspender miles de CUIT de personas sospechadas de ser "coleros digitales".

La cantidad de personas que mensualmente compraban divisas fue creciendo de forma importante en los últimos meses y las compras significaban una fuerte venta de dólares por parte del Banco Central e impacto en las reservas.

Sin embargo, el encarecimiento del dólar ahorro a 130 pesos, mediante un mecanismo de percepción a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del 35%, hará esfumar en el corto plazo esa brecha que permitía el negocio hormiga de miles de argentinos. 

El Banco Central mantuvo el cupo de USD200 mensuales vigente, pero desalentará la demanda de moneda extranjera que realizan las personas humanas con fines de atesoramiento y, también, de gastos con tarjeta

El dólar blue cotiza a 145 pesos para la compra y a 135 para la venta. La diferencia que se podía hacer con el puré es mínima: apenas de 4 pesos por dólar, unos 800 pesos al mes si se considera el cupo ahora más restringido.