Junio es un mes clave para los trabajadores en relación de dependencia debido a que se acredita el pago de la primera parte del Sueldo Anual Complementario (SAC), popularmente conocido como aguinaldo. En este sentido, son muchos los trabajadores que ahorran una parte o el total de este dinero.

Sin embargo, tenerlo "bajo el colchón" no es una opción, debido a que el aumento de los precios en Argentina sigue sin desacelerarse. La inflación de mayo fue de 5,1% según el Indec y la suba en los primeros cinco meses del 2022 es de 29,3%. En este sentido, según el relevamiento del Banco Central, el mercado espera una inflación durante el año de 68,1%

Ante esta situación, existen una variedad de formas para proteger de la inflación al dinero del aguinaldo que uno está dispuesto a ahorrar. Las dos maneras más comunes de hacer esto es a través de los plazos fijos y de la compra de divisas, principalmente dólares

Leé notas sobre la cotización del dólar haciendo click

Plazo fijo con suba de tasas

Las colocaciones a plazo fijo son una de las herramientas de ahorro más utilizadas por los argentinos, principalmente entre personas y compañías que no tienen la posibilidad de acceder al mercado cambiario de divisas.

Con el fin de incentivar el ahorro en pesos, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) incrementó en 5 puntos porcentuales la tasa de interés que se entrega a los ahorristas que eligen los plazos fijos convencionales para resguardar el valor de sus ingresos.

De esta manera, con el aumento de tasas de plazo fijo el pago de intereses de depósitos subió al 53% de Tasa Nominal Anual (TNA). De esta forma, la Tasa Efectiva Anual (TEA) de un plazo fijo, es decir, si cada vez que se termina el instrumento se renueva el monto original más los intereses generados, quedará en 68% como mínimo, menor a la inflación pronosticada en 70% para fin de año. 

Simulador plazo fijo: ahorro del aguinaldo

Si quisiéramos poner nuestro medio aguinaldo de, por ejemplo, $150.000, en un plazo fijo a un año y lograr una tasa de interés del 68%, es decir, la TEA, se debería depositarlo durante un periodo de 30 días y luego ir renovándolo mes a mes durante un año, junto con los intereses que se fueron sumando. 

En caso de que el Banco Central no cambie las tasas durante ese periodo de tiempo, se conseguiría que esos $150.000 del medio aguinaldo sumen un interés del 68%, es decir, $102.000. Ahorrando un total de $252.000 durante un año.

¿El dólar hoy es mejor que un plazo fijo?

De todas maneras, son muchos argentinos los que resguardan el valor de su dinero comprando dólares, ya sea por el mercado oficial o el informal (dólar blue). De hecho, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, estimó el año pasado que "hay USD 100.000 millones en billetes" en el país.

Pese a su popularidad, no necesariamente es la mejor formar de ahorrar. Esto se debe a que para que efectivamente preserve el valor de nuestro dinero, el billete norteamericano debería subir a la par, o más, que la inflación. Algo que no necesariamente pueda suceder.

Por ejemplo, el dólar blue en 2020 subió un 111%, mientras que la inflación anual fue de 36%. Sin embargo, en 2021 la suba de precios escaló un 50,9% mientras que la cotización del dólar paralelo aumentó solo un 25%.

Siguiendo el caso del aguinaldo de $150.000, para que pasado a dólares rinda lo mismo que en un plazo fijo, el dólar blue tendría que subir un 68% durante un año. Al precio de hoy, el dólar blue cotiza a $216 en promedio, por lo que debería aumentar hasta los $363.