Los trabajadores formales y jubilados recibirán el próximo mes la cuota del medio aguinaldo que, tal como adelantó el Gobierno, no tendrá que pagar el impuesto a las Ganancias a fin de que las personas beneficiadas puedan percibir su remuneración completa en un contexto inflacionario del 58% interanual, según el Indec y con proyecciones del 70 y 80% para 2022

En ese marco, muchos optan por comprar dólares en los diferentes mercados legales ya sea a través del cupo de 200 dólares del dólar ahorro o por medio de instrumentos financieros como el CCL o MEP. El dólar blue, aunque ilegal, es también visto con buenos ojos por los ahorristas aunque su nivel de operaciones es más chico. 

Si bien la moneda norteamericana es uno de los resguardos de valor preferidos por los argentinos, también existen otros instrumentos en pesos para ganarle a la inflación

En el marco de la salida masiva de bonos CER e impacto en la dólar Contado Con Liquidación, el grupo financiero Adcap remarcó que "no se vislumbra un salto cambiario abrupto" aunque estimaron que "el ritmo de devaluación oficial (crawling peg) se mantendrá de forma sostenida alrededor del 4% durante la segunda mitad del año", sin embargo, advirtió que "el aumento generalizado de precios continuará".

Al respecto, desde Adcap bridaron tres recomendaciones para personas que busquen ganarle a la inflación sin comprar dólares, sino a través del mercado de capitales. 

Por su parte, InvertirOnLine destacó en un podcast para BAE Negocios cuáles son las alternativas existentes para que las inversiones salgan victoriosas ante la suba de precios. Además, hizo hincapié en cuáles son los mejores Cedears para operar en el mercado financiero local.

Una cartera diversificada de fondos 

Adcap destacó que una forma para diversificar la inversión a partir del cobro del aguinaldo es mediante el armado de una cartera combinada de fondos comunes de inversión (FCIs).

"La cartera recomendamos que sea bien diversificada, con mayor exposición en instrumentos que brinden cobertura por inflación, y un porcentaje también balanceado entre cobertura por devaluación y devengación de tasas. De esta manera, el inversor puede captar el mayor retorno potencial dentro del actual entorno macroeconómico", explicó.

Si bien el grupo financiero no considera que haya una fuerte devaluación en el corto plazo, recomendó que una cartera bien diversificada "debería tener cobertura por devaluación". En este sentido, "una porción de los ahorros puede colocarse en fondos que invierten en activos dólar linked". Se trata de títulos que ajustan su capital basándose en la evolución del dólar oficial.

Los Fondos Comunes de Inversión pueden ser una buena forma de combatir la inflación 

Bonos corporativos para diferentes perfiles

Según la financiera, los inversores ven con buenos ojos el rendimiento de los bonos de empresas locales que también "tienen niveles de deuda muy bajos". 

"Para una cartera conservadora de individuos de corto plazo, los bonos que recomendamos son el de Tecpetrol que vence en 2023, el de Pan American Energy con vencimiento en 2027, y las ONs (obligaciones negociables) en dólares de Vista Oil & Gas", aseguró Adcap.

Y agregó: "Para complementar con un instrumento más agresivo, los inversores pueden optar también por el bono de YPF que vence en 2024. La lámina mínima es de 1000 dólares".

De todos modos, al momento de invertir el aguinaldo hay propuestas que se adaptan a los distintos perfiles y cantidad de dinero a disposición. 

Cedears de ETFs

Dado el contexto inflacionario que atraviesa tanto la Argentina como el mundo agravado por el impacto de la guerra en Ucrania, el grupo financiero consideró que una "buena oportunidad de inversión son los Cedears de ETFs (Exchange Traded Funds) en el mercado local", además destacó que el capital inicial recomendado es de entre 5.000 a 10.000 pesos.

Los Exchange Traded Funds o fondos cotizados son fondos de inversión que cotizan en bolsa, al igual que una acción, aunque su gestión es pasiva, ya que su objetivo es replicar a su índice de referencia.

"Los temores por la inflación, luego por la guerra y ahora por el crecimiento global han impactado en el mercado estadounidense, donde el indicador de referencia S&P 500 acumula una caída del orden del 20% desde su máximo del 4 de enero. Sin embargo, la bolsa siempre da revancha, e históricamente, para quienes pueden aguantar la inversión, los índices son la mejor manera de capturar rentabilidad de largo plazo", recomendó Adcap.