Con la pulseada de fondo entre el Gobierno y los bonistas de cara al deadline del 22 de mayo, llueven las propuestas para resolver la reestructuración de la insostenible deuda externa. La consultora Analytica, que encabezan Ricardo Delgado y Rodrigo Álvarez, sostuvo que la oferta oficial implica que habrá dólares para pagar la deuda al Fondo Monetario dentro de cuatro años, cuando el Ejecutivo prevé retomar la cancelación del Stand-By, y sugirió negociar un reperfilamiento más extenso con el organismo.

"La oferta argentina, como está planteada, parece diseñada a pedido del FMI", afirmó Analytica. Por eso, consideró que, en vista de alcanzar la adhesión necesaria para realizar el canje completo, "existe espacio concreto para mejorar la oferta a privados, si en lugar de cancelar las obligaciones con organismos internacionales en cuatro años, se negocia un acuerdo por ocho".

La propuesta a los bonistas incluye una quita del 62% en intereses y del 5,4% en capital más un período de gracia de tres años. El mercado calcula que la distancia en valor presente entre lo que piden los acreedores y lo que ofrece el Gobierno es cercana a USD10.