El cepo cambiario liberó la posibilidad de una baja de la tasa de interés para impulsar al crédito. Los riesgos siguen existiendo. Si bien los pesos ya no tienen la capacidad de irse al dólar oficial, sí pueden hacerlo a alguno de los paralelos. La discusión acerca del posible traspaso a precios de la brecha cambiaria es la clave de la discusión actual. Desde el BCRA consideran que no tendría demasiado impacto inflacionario.

Una de las promesas de campaña más resonante del Frente de Todos fue la de una baja de la tasa de referencia, que redunde en un menor gasto cuasi fiscal y en un impulso al crédito productivo. Aun así, e incluso con el cepo aliviando el principal canal inflacionario de una política monetaria menos ajustada, la primera baja de tasas fue moderada. En la semana el BCRA puso el piso de las Leliq en 58%. Todavía se trata de un tipo de interés alto, frente a una inflación esperada de 45%, según el REM del propio Central.

Es decir, la tasa de interés de referencia sigue siendo positiva y de alrededor de 8%. Aun así, la tendencia es, y parece ser que será, a la baja. Los industriales están ávidos de acceso al crédito. Su virtual desaparición no sólo afectó con fuerza a la inversión sino a la supervivencia del día a día. En una reunión reciente en Casa Rosada, la cúpula de la UIA puso el foco de sus pedidos en la esperada baja de tasas.

Desde el Gobierno prometieron que la medida será un hecho en cuanto se termine de renegociar la deuda. En el BCRA confían en que esa gestión está bastante avanzada. En ese momento, el Ejecutivo tendrá pleno conocimiento de los recursos con los que cuenta para terminar de desarrollar un plan macro consistente.

Off the record, en el Central son claros. El inicio de la gestión de Miguel Pesce al frente de la autoridad monetaria marca un cambio ideológico. Aunque no parece dispuesto a llevar adelante una baja de tasas a toda velocidad, con el potencial de que los pesos se vayan al dólar paralelo y agrande la brecha, la diferencia se sustenta en dos claves.

Una es que no consideran que en escenario recesivo un incremento de la emisión monetaria redunde en suba de la inflación, dado que las empresas tienen mucha capacidad instalada ociosa que recuperar antes de remarcar precios. Otra es que consideran, a diferencia de las recordadas palabras durante la campaña electoral del 2015, por parte del exministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay, que el dólar paralelo no tiene tanto traspaso a precios, puesto que las importaciones se realizan al oficial.

En el mercado coinciden parcialmente. Consultado por BAE Negocios, el director asociado de Econviews, Miguel Zielonka, sostuvo: "El contexto cambió y ya no es tan complicado bajar la tasa. El problema sería que se apuren mucho y crezca la brecha. Las empresas de primera línea van a estar muy controladas y no van a remarcar al paralelo pero otras de segunda línea pueden quedar por debajo del radar. Para evitar bajar la tasa de los plazos fijos a niveles negativos, incentivando la dolarización al paralelo, creo que lo que van a hacer es bajar los encajes. El desafío estará en febrero. Ahí afloja la demanda de pesos y fue la curva que se comió el Gobierno anterior durante todos los veranos".

El analista financiero Christian Buteler afirmó: "El cepo y el impuesto de 30% limita bastante la reacción dolarizadora. Creo que van a ir con cautela, de todas formas, por los paralelos. El cepo te da un par de meses en los que las personas van a ver muy cara la opción de comprar de billetes. Pero después eso se va".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El PBI per cápita cayó 7,9% entre 2016 y 2019 y enero ya muestra una leve recuperación

El PBI muestra una leve recuperación en enero

Por el impuesto PAIS, se desplomó la salida de dólares para fuga y turismo

Por el impuesto PAIS, se desplomó la salida de dólares

Economistas creen que el aval del Fondo ablandará a bonistas, pero no descartan turbulencias

El aval del FMI ablandará bonistas, pero no se descartan turbulencias

El BCRA acelera la emisión monetaria y el Gobierno apuesta a impulsar el crédito

El BCRA acelera la emisión monetaria y el Gobierno apuesta a impulsar el crédito

El Gobierno amplía el control de precios y complica la salida del congelamiento

El Gobierno busca expandir el consumo, pero pisando la inflación

Con tipo de cambio quieto e inflación, los dólares del superávit se evaporarán en siete meses

Inflación y dólar ponen en riesgo el superávit en el segundo semestre

La suba de precios se desaceleró durante enero, pero aún así tuvo un piso de 3,5%

Las alzas se moderaron y fueron de 0,3% en la última semana

Cambiemos terminó con 240.000 empleos asalariados menos en el sector privado

Entre 2015 y 2019, la industria perdió 170.100 empleos

El consumo terminó 2019 con un desplome de 8,8%

Según Indec, el consumo cayó en 2016, 2018 y lo hará en 2019

El salario real perdió 7,5% en 2019 y acumuló una baja de 17,7% en cuatro años

El salario real cayó 17,7% en cuatro años