El Gobierno presentará la semana próxima una nueva oferta a los acreedores para lograr cerrar el acuerdo de canje de deuda por USD 66.000 millones.. Se apelará a un recupero cercano al 50%, y una nueva extensión por 10 días más en la negociación. 

Bajo la vigencia del pacto de confidencialidad entre las partes, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dejó trascender un nuevo paquete incentivo para lograr acercar posiciones con los bonistas, que incluiría una rebaja a la mínima expresión de la quita de capital para los bonos emitidos durante el Gobierno de Mauricio Macri –la oferta original ya excluía del recorte de principal a los títulos del canje 2005-, por lo que quedaría en alrededor de un simbólico 1%, y una reducción aún mayor del plazo de gracia para el pago de intereses, que podría ser de tan solo un año en lugar de dos, como planteaba la segunda versión de la propuesta.

Las modificaciones, según cálculos de la consultora Delphos, sumarían USD2 al ofrecimiento anterior y lo dejarían al borde los USD50 de VPN (Valor Presente Neto) descontado a una tasa del 10%, que planteó como tope el FMI, y atado a las exportaciones, como adelantó BAE Negocios.

Por su parte, el mercado intentó adelantarse a la jornada, y este jueves anticiparon un desapego cercano a 10 puntos para finalmente avanzar en un acuerdo que dejaría la propuesta en un punto intermedio de 50. Si esta especulación prospera, el Gobierno presentará una oferta con un recupero más cerca del 50% que del 40% inicial.

"En lo que hemos estado trabajando es en normalizar las tasas de interés. Argentina propone una reducción muy modesta de capital y una modificación de las tasas de interés, que hoy, en dólares, están alrededor del 7%. La idea es bajarlas a un nivel sostenible para nosotros. Es una premisa que no es negociable", enfatizó el jefe de la cartera de Hacienda al diario Valor de Brasil. 

El último plazo acordado de negociación por la reestructuración de la deuda vence este viernes, sin embargo fuentes oficiales aseguraron que ambas partes prorrogarán al menos dos semanas más la fecha límite, con una renovada presentación ante la Comisión de Valores (SEC) de los Estados Unidos.