El Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso un aumento de 3 puntos porcentuales para la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, con el objetivo de contener la inflación. De esta forma, pasa de 49% a 52%. Mientras tanto, la tasa de interés nominal de los plazos fijos será de 53%.

Los límites mínimos de las tasas de interés nominales sobre los plazos fijos de personas humanas se elevaron en 5 puntos porcentuales para establecer un nuevo piso de 53% anual para las imposiciones a 30 días hasta 10 millones de pesos. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima anual garantizada se establece en 50%. 

De esta forma, para los plazos fijos la tasa efectiva anual (es decir, si cada vez que se termina el plazo se renueva el monto original más los intereses generados) quedará en 68% como mínimo, en el caso de imposiciones de $10 millones o menos. Estará por abajo de la inflación efectiva esperada para fines de 2022, que está arriba de 70%. Este año, la tasa siempre perdió contra el aumento de precios

En el caso de plazos fijos de personas humanas por $10 millones o menos que se coloquen a 60 días, la tasa efectiva anual mínima será de 61,7%, y a 90 días, será de 60,23%.

Asimismo, el BCRA aclaró que mantendrá los mecanismos por los cuales garantiza que la suba de la tasa de política monetaria se traslade íntegramente a los depositantes, tanto de personas humanas como empresas, a través de los plazos fijos con tasa mínima y los plazos fijos UVA. 

Por qué aumenta la tasa

El Banco Central destacó que "los datos de mayo confirmaron la desaceleración en la inflación que se había iniciado en abril, con una significativa baja en la categoría núcleo". "El BCRA espera que los registros de inflación mensuales continúen descendiendo gradualmente", indicó la entidad, y remarcó la incidencia de "un aumento en la percepción del riesgo financiero internacional".

"La autoridad monetaria continúa su proceso de gradual normalización de la tasa de política y del resto de la estructura de tasas de interés de la economía, de forma de contribuir a preservar la estabilidad financiera y cambiaria, sostener el crecimiento del producto y del empleo y reducir la inflación", indicó el Central en un comunicado.

Dado que la Argentina cuenta "con un canal del crédito relativamente pequeño, la suba de tasas actúa principalmente incentivando el ahorro en pesos". "Su acción antiinflacionaria entonces pasa en gran medida por contribuir a la estabilidad cambiaria y financiera, debiendo estar complementada con otros instrumentos de la política económica para reducir la inercia inflacionaria", remarcó la entidad.

"El BCRA continuará calibrando la política monetaria en función de la evolución observada y prospectiva del nivel general de precios y continuará llevando a cabo acciones para alinear su política monetaria con los Objetivos y Planes del BCRA para el año 2022, en los que las autoridades establecieron como meta fijar el sendero de la tasa de interés de política hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local", afirmó.

La tasa máxima de interés para las financiaciones de saldos de tarjeta de crédito, se fija una TNA del 57%. Concurrentemente, la Secretaria de Comercio Interior modificó las condiciones financieras del Programa Ahora 12, fijando la estructura de factores de descuento de modo tal que la TNA promedio equivalente será del 42% para la financiación en 3, 6 y 12 cuotas fijas, y del 49% para la financiación en 18 y 24 cuotas fijas para la adquisición de bienes y servicios.